Solarización para el control de plagas y enfermedades

Introducción

Habitualmente, se piensa que la sanidad vegetal, esto es cuidado de nuestras plantas contra plagas y enfermedades, se soluciona con solamente control químico. Lo cual no es correcto y en esa imprecisión es que dejamos que cualquiera nos asesore en el uso de estos productos para el control de estos problemas. Y muchas veces usando sustancias no apropiadas y en sobredosis, con. los daños que eso trae aparejado al ambiente. Es fundamental tener cuidado con el uso de estos productos, se deben emplear de manera correcta.

Pero no solamente empleando agroquímicos solucionamos un problema sanitario en nuestras plantas. También existen medidas del tipo de control Físico, que en siguientes artículos abundaremos en más ejemplos. Por este motivo se pasará a describir que es la solarización, como una medida que contribuye al control de plagas y enfermedades y que se puede usar complementada con el control químico (si llegara el caso de ser necesario).

La Solarización. Concepto.

Se trata de una medida de control físico de plagas y enfermedades. Y también de malezas. Consiste en valerse de las altas temperaturas de los meses de enero_febrero y la humedad para reducir la población de microorganismos, de insectos, nematodes y de semillas de malezas.

Para ello es fundamental laborear bien el suelo, humedecerlo y cubrirlo con polietileno de 150 micrones (con preferencia de este micronaje) en los meses mencionados.

Luego de este proceso, esta operación que se realiza sobre canteros para realizar un almácigo al aire libre o no (o con microtúnel o en invernáculo) se obtiene un suelo con “bajos contenidos de inóculo primario” de microorganismos que causan enfermedades, reducir las poblaciones de insectos perjudiciales y reducir la cantidad de malezas.

O sea que donde realiza la solarización se cultiva directamente en lugar definitivo o se hacen almácigos de las especies vegetales que nos interesan. Pero también, y es muy importante e interesante, porque se puede obtener tierra para realizar los sustratos de nuestros almácigos o para las macetas con una menor incidencia de dumpin off en plantines de las almacigueras y controlar mejor otros problemas de sanidad.

Las tareas fundamentales a realizar para solarizar.

Es muy importante realizar las tareas que se enumeran a continuación para que el proceso que se busca llevar adelante sea efectivo.

Se debe comenzar en el mes de diciembre y culmina a mediados de febrero.

Estas tareas son:

  1. Laboreo del suelo del cantero de interés.
  2. Humedecimiento hasta capacidad de campo (esto es mojar el suelo laboreado sin llegar al punto de anegarlo).
  3. Cubrir con polietileno ese suelo laboreado y humedecido inmediatamente luego de mojado.

Laborear el suelo en la solarización. Su importancia.

En el mes de diciembre Se laborea el suelo, de manera primaria (con pala de corte, motocultor o tractor) para descompactar el suelo y aumentar la porosidad en el mismo, de manera de facilitar la infiltración de agua y penetración de la forma más profunda.

Luego se realiza el laboreo secundario para romper los agregados brutos originados en el laboreo primario (con azada motocultivador o tractor, empleando distintas disqueras o cinceles).

Y por último se le da la forma final al cantero con rastrillo o de manera mecanizada.

Se puede incorporar materia orgánica al suelo antes de realizar el laboreo secundario. para mejorar las propiedades del suelo.

Para más información del laboreo del suelo, se puede consultar el siguiente artículo del Autor:   https://lahuertaorganica.com/suelo/trabajando-con-los-suelos/

Se agradece que se dé lectura a esa página para esclarecer mejor ciertos asuntos del laboreo de suelos que se deben de manejar muy bien al momento de trabajar con los mismos de manera sustentable y apropiada a nuestros objetivos.

 

La foto muestra el resultado de realizar el laboreo primario del suelo de un cantero empleando una pala de corte., donde se realizará la solarización. Obsérvese el tamaño en bruto de los agregados, o como mejor se los conoce: terrones. Es necesario realizar un laboreo secundario para desmenuzar a estas porciones de suelo muy grandes, usando una azada, por ejemplo.

 

 

Es fundamental no olvidar de realizar el laboreo secundario. de manera tal de que se pueda incorporar materia orgánica de ser necesario y además para que el agua moje todo lo posible al perfil del suelo de manera más homogénea

 

Humedecer el suelo o mojarlo.

Luego de realizado el laboreo del suelo, la siguiente tarea es la de mojar de manera abundante al cantero. Pero sin llegar al extremo de provocar el encharcamiento.

La idea es que con el calor que se generará junto con la humedad del suelo, se estimule el crecimiento de hongos que provocan enfermedades y de malezas. Se cubrirá en cantero con polietileno trasparente, lo que permitirá él pasaje de luz. Lo cual define condiciones ideales para estos organismos, al menos al comienzo del proceso.

Esas condiciones de luz, temperatura y humedad son las ideales al comienzo para esto organismos no deseados. Pero en la medida que el proceso de solarización continúe (colocado ya el polietileno como veremos), las altas temperaturas de los meses de enero y febrero provocarán la muerte de hongos, ciertas bacterias, nematodes y malezas fundamentalmente.

Colocar el polietileno.

Esta es la última tarea más importante para realizar. El polietileno será el que ocasione el efecto deseado de captar energía calórica que desencadene el incremento de temperatura buscado.

Se insiste en tener en cuenta, de que inicialmente, en condiciones de humedad, con un alto contenido de nutrientes en el suelo y luminosidad y temperaturas óptimas (hasta un cierto momento de este proceso) favorecen el crecimiento de hongos y bacterias que estaban presentes en estructuras de resistencia (en espera de condiciones ambientales para su crecimiento), de las malezas y nematodes. Pero que, al incrementarse demasiado la temperatura, estos organismos mueren en su gran mayoría por el efecto térmico que los quema,

En resumen, se puede decir que con la solarización se favorecen condiciones de crecimiento de organismos nocivos para nuestros cultivos, que en caso contrario lo harían cuando las condiciones sean las apropiadas con el crecimiento de las plantas (y que por tanto se verían afectadas por los mismos), para luego con el calor acumulado de enero sean erradicados del cantero. Se estimula crecimiento y luego qué aparecen estos organismos se los somete a condiciones de temperatura extremadamente adversas.

 

En esta foto, se puede observar cómo se está colocando el polietileno que cubrirá al cantero durante los meses de enero y febrero. El objetivo es aprovechar la alta radiación incidente en esos meses para lograr la erradicación de la mayor cantidad de microorganismos patógenos y malezas. Y también de ciertos insectos y nematodes.

 

 

Luego de colocar el polietileno, de la manera más tensa, empleando piedras, maderas y otros elementos se deja al cantero que tenga su proceso de solarización. De esta manera las temperaturas se incrementarán de manera notable y con el efecto del propio vapor de agua que se forma, se logra un buen control sanitario. Se puede arrimar tierra a los costados para lograr un mayor aislamiento térmico, de, manera tal que se concentre más la energía captada y por tanto que se incremente más la temperatura,

 

Terminadas estas tres tareas fundamentales, comienza el proceso de solarización. Que, si las condiciones óptimas de verano ocurren, se obtendrá un suelo mucho mejor para siembra o para tierra en la elaboración de sustratos para almacigueras y para macetas

Conclusiones

En este artículo, el objetivo fundamental es describir al proceso de solarización como un método válido de control de plagas, enfermedades y malezas.

Pero se debe acotar que este procedimiento de control sanitario no es totalmente infalible. Se debe estar atento a la evolución de nuestros cultivos con el suelo solarizado o con su tierra para sustrato y complementar con agroquímicos para tener la sanidad vegetal más eficiente.

Cabe decir además, que si los meses de enero y febrero son muy lluvioso y nublado, la solarización se verá muy aminorada en sus resultados. O los mismos pueden llegar a ser nulos.

Cuidado de las plantas y control de enfermedades con métodos ecológicos

Cuidado de las plantas y control de enfermedades con métodos ecológicos

Introducción

Un aspecto muy delicado en la agricultura es la sanidad vegetal. Esto comprende el cuidado de nuestras plantas ante el ataque de plagas (insectos, ácaros, etc) y de enfermedades (a hongos, bacterias, virus).

Por supuesto, en anteriores publicaciones, se ha comentado aquí de la importancia de un buen manejo de suelos y de contar con una buena biodiversidad vegetal en nuestro huerto para evitar estos problemas. Y esto se logra de buen grado.

Sin embargo, los problemas sanitarios se presentan a pesar de que se cuide de contar con esa buena biodiversidad y buen manejo de suelos.

En este artículo se pasará a explicar, de manera general, el control enfermedades de las hortalizas, basándonos en los principios de la agroecología.

En este artículo se pondrá énfasis, pero de manera muy general, en:

  • Enfermedades causadas por hongos.
  • Enfermedades causadas por bacterias.
  • Virus que afectan a las plantas.

Habitualmente se hacen muchas preguntas sobre estos problemas y en especial en enfermedades del tomate. Pero como se ha dicho, estos problemas se abordarán de manera más específica en otras publicaciones. Por el momento es pertinente la idea de sentar las bases para comenzar a entender a estos problemas de enfermedades de las hortalizas.

Enfermedades de las Plantas.

Definición de enfermedad en vegetales:

Las enfermedades en plantas son alteraciones que se dan en las mismas debido a una interacción entre los vegetales (que se denominamos huésped), con un agente patógeno (causante de la enfermedad) y con el ambiente (más que nada en cuanto a temperatura y humedad) que ocasión un desorden fisiológico.

Este desorden puede ocasionar: pérdida de rendimiento, muerte de plantas pérdida de la calidad estética (fundamental a tener en cuenta en jardinería) y otros problemas.

Estos agentes patógenos que producen enfermedades son: los hongos (en su enorme mayoría), bacterias, virus y otros. Usualmente parasitan a las plantas.

En estos tres factores para provocar una enfermedad (ambiente, patógeno y vegetal), tiene mucho que ver el agricultor: tanto para prevenir al inconveniente (medidas de manejo del cultivo), terminarlo (medidas para controlar y erradicar a la enfermedad) y ocasionar el problema (favoreciendo la entrada del patógeno con herramientas contaminadas con esporas de patógenos, su contagio, etc.)

Cómo se ha dicho, una buena cantidad de plantas de especies muy diferentes en la huerta o jardín ayuda a que las plantas no se enfermen y/o que se enlentezca la propagación en el cultivo. recordemos que con especies diferentes se enlentece el contagio pues los hongos, bacterias y virus son bastantes específicos de ciertos vegetales. Ayuda mucho contar con distintas familias de plantas.

Por lo dicho las propias plantas se encargan de ser una suerte de “barrera” controlar la llegada del inóculo (agente microbiológico infectante) y se dificulta que pase a vegetales de la misma especie.

Lo más importante en el control de enfermedades en las plantas es la prevención.

Los microorganismos causantes de enfermedades, se ven favorecidos por un ambiente húmedo y por las medianas a altas temperaturas. Por tanto es fundamental evitar los encharcamientos de la huerta (o de las estructuras de la agricultura vertical) para no favorecer el desarrollo de enfermedades. Se deben realizar drenajes eficientes para evacuar los excesos de agua (lluvia y/o riego). Y en el caso del control de la temperatura, por ejemplo, es importante abrir los invernáculos o los microtuneles y macrotuneles para ventilar bien, realizar una buena poda y otras medidas. Se trata de que el follaje (el conjunto de ramas y hojas), se encuentre lo menos húmedo posible en su superficie y que circule bien el aire entre ramas y hojas.

Por ejemplo: en el cultivo de tomate, donde la poda es llamada también “debrotar”, es fundamental. Lo cual favorece la circulación de aire por la planta y así se deseca el follaje.

También en aspectos vínculados con bajar la húmedad en exceso, es importante mojar lo menos posible a las hojas en el riego. El riego más eficiente es por goteo en estos casos. O si de manera indefectible se debe mojar las hojas para poder regar, realizar esta tarea temprano en la mañana.

En cuanto a la fertilización de nuestras plantas para aportar nutrientes, sea con compost, estiércoles u otros, se debe ser cuidadoso. Porque en caso contrario el vigor de las plantas es mayor y las hace susceptible a las enfermedades.

También un buen laboreo de suelos, que permita un buen desarrollo de las raíces, beneficia a la planta para que su crecimiento sea óptimo y que no existan condiciones de estrés y que así se favorezca el desarrollo de las plantas y por tanto sea más difícil el desarrollo de enfermedades.

En otro orden, son muy importantes las rotaciones de cultivos. Esto es: donde se cultivó cierta especie, plantar otra especie muy diferente (de otra familia botánica) para lograr evitar contagio a enfermedades que se encontraban en las plantas del ciclo anterior. Esto es muy positivo para evitar más que nada las enfermedades a hongos presentes en los suelos.

Una medida de control cultural (de manejo), es la solarización del lugar donde se realizarán almácigos de plantas o para obtener la tierra que usaremos como sustrato en los almácigos. Con este procedimiento se logran destruir estructuras de resistencia de hongos y bacterias que pueden afectar a nuestros plantines. Este método es muy económico y se necesita polietileno sobre una superficie y alta radiación solar y buen humedecimiento del lugar.

Sistematizacion de la huerta
Hay un tiempo para todo. De no respetarse esto, ocurre lo que se aprecia en esta foto: se esta realizando el trabajo de sistematización de la huerta después que ocurrió el anegamiento con las lluvias, se producen el encharcamientos y que tanto daño originan causando enfermedades. La sistematización es de las primeras cosas a tener en cuenta y a hacer antes de cultivar.

 

El anegamiento es un gran problema
El anegamiento es Un gran problema. Causal de mucho peso para que se desarrollen enfermedades a hongos y bacterias en los cultivos. Es necesario sistematizar el predio: caminos bien rebajados, zanjas, canteros o bancales profundos bien levantados. La ideas es facilitar la evacuación de los excesos de agua que generan un ambiente muy húmedo que producen el desarrollo de las enfermedades.

 

Microtunel estructura de proteccion
Una estructura de protección como este microtunel, hay que levantarle las paredes para evacuar los excesos de agua que se producen por condensación durante la noche. El inóculo de enfermedades a hongos y bacterias puede encontrar un ambiente muy favorable para que se desarrollen enfermedades. Como se puede ver en la foto, las pareces de polietileno están cubiertas de agua conformando gotas muy pequeñas.  Todas las mañanas se deben subir las paredes y en la tarde bajarlas para acumular calor para la noche. Lo mismo se puede decir de los invernáculos.

 

Invernaculo levantar paredes
La importancia de levantar las paredes del invernáculo, para poder quitar los excesos de humedad en las plantas. Con las altas temperaturas que se pueden lograr dentro, se puede generar un ambiente propicio para el desarrollo de enfermedades.

 

Biodiversidad de plantas en la huerta
Es fundamental contar con la mayor biodiversidad de plantas en nuestra huerta: muchas especies diferentes de distintas familias vegetales. Aquí se pueden apreciar caléndulas asociadas a los cultivos. Las flores cumplen un rol muy importante.

 

Trabajando en un invernaculo
Trabajando en un invernáculo. Obsérvese como las paredes del mismo están levantadas para dar una buena circulación de aire y así secar la superficie de las plantas y evitar el desarrollo de los inóculos (estructuras de propagación de los hongos y bacterias que originan las enfermedades de las plantas). Durante la noche, el vapor de agua generado durante el día se condensa en las paredes de polietileno y provoca una “lluvia” sobre las hojas. En muchos casos, la enfermedad comienza a manifestarse en ese lugar donde se se deposito la gota. Y también se regula la temperatura al bajarla la misma circulación de aire.
Tener circulación de aire durante el día es esencial. Esta regla tiene excepciones: cuando hay malas condiciones climáticas.

 

Planta de pimiento con virus
Esta planta de pimiento, presenta los síntomas de una enfermedad provocada por virus. Los virus son otro agente causal de enfermedades en plantas, que en algunos casos las pueden matar. En esta foto obsérvese cómo se dan los colores amarillentos entre las nervaduras de la hoja y en los bordes. Estos síntomas se pueden confundir con falta de nutrientes en algunas ocasiones. Los virus infectan a las plantas por la presencia de animales que los llevan de una planta a otra como los nematodes (meloidogyne) y los pulgones. También el agricultor puede contagiar plantas por ejemplo con sus manos al llevar al virus en las mismas y contagiar la enfermedad. Los virus que afectan a las plantas son muy comunes y son transmitidos por plagas como los pulgones y es importante controlarlos para que no se disemine la enfermedad. Pero además los virus son parte del conjunto de enfermedades del tomate, como es el caso del “mosaico del tomate”.

 

Enfermedades por hongos bacterias virus
En esta foto se observan síntomas de muchas enfermedades; causadas por hongos, por bacterias, y por virus. En este caso se aprecia una gran falta de control sanitario en estas plantas de habas. Dos cosas a tener en cuenta: El ambiente juega un rol fundamental en el desarrollo de enfermedades. Es obvio que aquí la humedad ha sido la causal fundamental de este problema sanitario. Las plantas muy juntas generan un microclima demasiado húmedo. Y por otro lado, que al haber dejado que las enfermedades continuarán su ciclo a dado por resultado un contagio con otras plantas vecinas.

 

Biodiversidad al servicio del agricultor
En esta foto se puede ver un claro ejemplo de la biodiversidad al servicio del agricultor. Son muchas especies en este cantero que se han cultivado y la distancia entre plantas de la misma especie es más amplia que en relación a un cultivo comercial (se baja el grado de humedad entre los vegetales y se evita la aparición de enfermedades). Se cuenta aquí con un excelente drenaje. El control cultural de enfermedades mediante una buena sistematización del predio es fundamental. Lo fundamental es prevenir las enfermedades con estas técnicas de control cultural (manejo del cultivo).

 

Prevenir enfermedades de las hortalizas
Las enfermedades de las hortalizas se pueden prevenir muy bien realizando una buena sistematización del predio. En esta foto se puede apreciar muy bien el drenaje porque los caminos están muy bien rebajados, los canteros son altos (o bancales profundos de cultivo) y además porque se aprovecha el suave relieve para conducir a los excesos de agua. Obsérvese la gran diversidad de especies vegetales: principio fundamental para el control de enfermedades y también de plagas (insectos, trips, etc.).

 

Drenaje en jardin
En este caso, se aprecia la foto de un jardín. Es interesante ver el diseño, donde se aprecian las curvas de nivel empedradas para delimitar los puntos con igual cota o altura respecto al lugar más bajo del sitio y facilitar el drenaje del agua que no puede penetrar el suelo y que los satura y propende este hecho de que se desarrollen las enfermedades. Y se puede observar la gran diversidad de diferentes especies vegetales de diferentes familias y que resultan fundamentales para incrementar la diversidad de especies.

 

Sanidad vegetal y solarizacion
En la sanidad vegetal es muy importante la Solarización. Con este procedimiento se puede realizar un control muy satisfactorio de enfermedades a hongos, un buen control de malezas y de enfermedades a bacterias. Es muy efectivo el método para hacer almácigos (y así liberar a los plantines de Damping-off) y también para obtener tierra para conformar sustratos de las almacigueras.

 

Laboreo meticuloso del suelo
Para las enfermedades de las plantas es fundamental realizar un laboreo de los suelos muy meticuloso. Donde los canteros o bancales, para cultivar, sean bien altos y profundos. Lo más importante en la sanidad vegetal es prevenir el problema. Y en este caso de enfermedades en plantas, el buen laboreo del suelo puede marcar en mucho la diferencia.

 

Conclusiones

En este artículo se pretende tratar un tema muy vasto como lo son las enfermedades en plantas.

Ciertos aspectos como: “Definición de Síntoma” y “Definición de Inóculo” serán tratados en otras publicaciones., por ser lo más apropiado ante la complejidad que presenta el tema.

Los objetivos de este artículos son los de poner en claro:

  • La problemática de las enfermedades.
  • Destacar la importancia de la diversidad vegetal en nuestra huerta.
  • Y lo más importante: ““En la Agroecología lo más importante es prevenir a las enfermedades”.