Saltar al contenido

Qué es el suelo

Los suelos son una colección de cuerpos naturales de la biósfera terrestre. Son los que le brindan a las plantas un soporte físico (de anclaje), agua y nutrientes. Pero no solamente le dan sustento a las plantas, también a otros seres que viven en su interfaz, y de manera muy abundante. Sin duda resultan determinantes para la agricultura.

Normalmente se piensa solamente en los vegetales como los que proliferan en un suelo. Pero en una porción de suelo se cuentan por millones las cantidades de bacterias, protozoarios y hongos que se presentan. Y también de pequeños animales (la mesofauna), como las lombrices, diversas larvas (escarabajos), y vertebrados de distinto tipo.

Como se analizará, esta vida en el suelo es determinante para lo que hace a la fertilidad de las plantas que se cultivarán en ellos.

Su formación es el resultado de la alteración de las rocas de la corteza terrestre . Más técnicamente, esta alteración se denomina meteorización, donde las rocas y sus minerales se descomponen y se transforman física y químicamente por diversos factores: los climáticos, los que son propios de las rocas (referidos a su naturaleza química) y los biológicos. Estos tres grupos de factores son los fundamentales.

Dicha descomposición de los minerales y rocas da por resultado muchos componentes determinantes de los suelos: la fracción mineral (arena, arcilla y limo en diferentes porcentajes y también piedras y pedruscos en diferente cantidad) y nutrientes para las propias plantas y para el resto de los otros seres en ellos presentes.

En lo que respecta a esa fracción mineral de arena, arcilla y limo constituye la matriz fundamental del suelo, donde otros componentes del mismo que se incorporan.

Con la presencia de la fracción mineral resultante en los suelos, se asocia o incorpora la materia orgánica (restos de vegetales, animales y de microorganismos. Y el humus), la atmósfera y el agua.

Considerando lo que se ha dicho antes, esa íntima integración de estos componentes son los que hacen posible la vida en el suelo. Y no se los puede de considerar por separado. Las cualidades del suelo vienen dadas por esa asociación. No es posible una agricultura sustentable, eficiente y racional sin esta visión integral del suelo. De hecho es alarmante como la mayoría de la población (y de muchos agricultores) es de que el suelo tiene solamente por vida a las plantas.