Solarización para el control de plagas y enfermedades

Solarización para el control de plagas y enfermedades

Introducción

Habitualmente, se piensa que la sanidad vegetal, esto es cuidado de nuestras plantas contra plagas y enfermedades, se soluciona con solamente control químico. Lo cual no es correcto y en esa imprecisión es que dejamos que cualquiera nos asesore en el uso de estos productos para el control de estos problemas. Y muchas veces usando sustancias no apropiadas y en sobredosis, con. los daños que eso trae aparejado al ambiente. Es fundamental tener cuidado con el uso de estos productos, se deben emplear de manera correcta.

Pero no solamente empleando agroquímicos solucionamos un problema sanitario en nuestras plantas. También existen medidas del tipo de control Físico, que en siguientes artículos abundaremos en más ejemplos. Por este motivo se pasará a describir que es la solarización, como una medida que contribuye al control de plagas y enfermedades y que se puede usar complementada con el control químico (si llegara el caso de ser necesario).

La Solarización. Concepto.

Se trata de una medida de control físico de plagas y enfermedades. Y también de malezas. Consiste en valerse de las altas temperaturas de los meses de enero_febrero y la humedad para reducir la población de microorganismos, de insectos, nematodes y de semillas de malezas.

Para ello es fundamental laborear bien el suelo, humedecerlo y cubrirlo con polietileno de 150 micrones (con preferencia de este micronaje) en los meses mencionados.

Luego de este proceso, esta operación que se realiza sobre canteros para realizar un almácigo al aire libre o no (o con microtúnel o en invernáculo) se obtiene un suelo con “bajos contenidos de inóculo primario” de microorganismos que causan enfermedades, reducir las poblaciones de insectos perjudiciales y reducir la cantidad de malezas.

O sea que donde realiza la solarización se cultiva directamente en lugar definitivo o se hacen almácigos de las especies vegetales que nos interesan. Pero también, y es muy importante e interesante, porque se puede obtener tierra para realizar los sustratos de nuestros almácigos o para las macetas con una menor incidencia de dumpin off en plantines de las almacigueras y controlar mejor otros problemas de sanidad.

Las tareas fundamentales a realizar para solarizar.

Es muy importante realizar las tareas que se enumeran a continuación para que el proceso que se busca llevar adelante sea efectivo.

Se debe comenzar en el mes de diciembre y culmina a mediados de febrero.

Estas tareas son:

  1. Laboreo del suelo del cantero de interés.
  2. Humedecimiento hasta capacidad de campo (esto es mojar el suelo laboreado sin llegar al punto de anegarlo).
  3. Cubrir con polietileno ese suelo laboreado y humedecido inmediatamente luego de mojado.

Laborear el suelo en la solarización. Su importancia.

En el mes de diciembre Se laborea el suelo, de manera primaria (con pala de corte, motocultor o tractor) para descompactar el suelo y aumentar la porosidad en el mismo, de manera de facilitar la infiltración de agua y penetración de la forma más profunda.

Luego se realiza el laboreo secundario para romper los agregados brutos originados en el laboreo primario (con azada motocultivador o tractor, empleando distintas disqueras o cinceles).

Y por último se le da la forma final al cantero con rastrillo o de manera mecanizada.

Se puede incorporar materia orgánica al suelo antes de realizar el laboreo secundario. para mejorar las propiedades del suelo.

Para más información del laboreo del suelo, se puede consultar el siguiente artículo del Autor:   https://lahuertaorganica.com/suelo/trabajando-con-los-suelos/

Se agradece que se dé lectura a esa página para esclarecer mejor ciertos asuntos del laboreo de suelos que se deben de manejar muy bien al momento de trabajar con los mismos de manera sustentable y apropiada a nuestros objetivos.

 

La foto muestra el resultado de realizar el laboreo primario del suelo de un cantero empleando una pala de corte., donde se realizará la solarización. Obsérvese el tamaño en bruto de los agregados, o como mejor se los conoce: terrones. Es necesario realizar un laboreo secundario para desmenuzar a estas porciones de suelo muy grandes, usando una azada, por ejemplo.

 

 

Es fundamental no olvidar de realizar el laboreo secundario. de manera tal de que se pueda incorporar materia orgánica de ser necesario y además para que el agua moje todo lo posible al perfil del suelo de manera más homogénea

 

Humedecer el suelo o mojarlo.

Luego de realizado el laboreo del suelo, la siguiente tarea es la de mojar de manera abundante al cantero. Pero sin llegar al extremo de provocar el encharcamiento.

La idea es que con el calor que se generará junto con la humedad del suelo, se estimule el crecimiento de hongos que provocan enfermedades y de malezas. Se cubrirá en cantero con polietileno trasparente, lo que permitirá él pasaje de luz. Lo cual define condiciones ideales para estos organismos, al menos al comienzo del proceso.

Esas condiciones de luz, temperatura y humedad son las ideales al comienzo para esto organismos no deseados. Pero en la medida que el proceso de solarización continúe (colocado ya el polietileno como veremos), las altas temperaturas de los meses de enero y febrero provocarán la muerte de hongos, ciertas bacterias, nematodes y malezas fundamentalmente.

Colocar el polietileno.

Esta es la última tarea más importante para realizar. El polietileno será el que ocasione el efecto deseado de captar energía calórica que desencadene el incremento de temperatura buscado.

Se insiste en tener en cuenta, de que inicialmente, en condiciones de humedad, con un alto contenido de nutrientes en el suelo y luminosidad y temperaturas óptimas (hasta un cierto momento de este proceso) favorecen el crecimiento de hongos y bacterias que estaban presentes en estructuras de resistencia (en espera de condiciones ambientales para su crecimiento), de las malezas y nematodes. Pero que, al incrementarse demasiado la temperatura, estos organismos mueren en su gran mayoría por el efecto térmico que los quema,

En resumen, se puede decir que con la solarización se favorecen condiciones de crecimiento de organismos nocivos para nuestros cultivos, que en caso contrario lo harían cuando las condiciones sean las apropiadas con el crecimiento de las plantas (y que por tanto se verían afectadas por los mismos), para luego con el calor acumulado de enero sean erradicados del cantero. Se estimula crecimiento y luego qué aparecen estos organismos se los somete a condiciones de temperatura extremadamente adversas.

 

En esta foto, se puede observar cómo se está colocando el polietileno que cubrirá al cantero durante los meses de enero y febrero. El objetivo es aprovechar la alta radiación incidente en esos meses para lograr la erradicación de la mayor cantidad de microorganismos patógenos y malezas. Y también de ciertos insectos y nematodes.

 

 

Luego de colocar el polietileno, de la manera más tensa, empleando piedras, maderas y otros elementos se deja al cantero que tenga su proceso de solarización. De esta manera las temperaturas se incrementarán de manera notable y con el efecto del propio vapor de agua que se forma, se logra un buen control sanitario. Se puede arrimar tierra a los costados para lograr un mayor aislamiento térmico, de, manera tal que se concentre más la energía captada y por tanto que se incremente más la temperatura,

 

Terminadas estas tres tareas fundamentales, comienza el proceso de solarización. Que, si las condiciones óptimas de verano ocurren, se obtendrá un suelo mucho mejor para siembra o para tierra en la elaboración de sustratos para almacigueras y para macetas

Conclusiones

En este artículo, el objetivo fundamental es describir al proceso de solarización como un método válido de control de plagas, enfermedades y malezas.

Pero se debe acotar que este procedimiento de control sanitario no es totalmente infalible. Se debe estar atento a la evolución de nuestros cultivos con el suelo solarizado o con su tierra para sustrato y complementar con agroquímicos para tener la sanidad vegetal más eficiente.

Cabe decir además, que si los meses de enero y febrero son muy lluvioso y nublado, la solarización se verá muy aminorada en sus resultados. O los mismos pueden llegar a ser nulos.