Cultivo del tomate (II)

Introducción

Nuevamente es un gusto poder compartir Información en este sitio. Para este caso se hace entrega la segunda parte del cultivo del tomate.

En la entrega anterior, para este cultivo, se trabajaron temas muy importantes como: botánica de la planta, requerimientos de clima, tipos de suelo más apropiados, necesidad de conducción para guía de las plantas entutorando, calendario de siembra trasplante y cosecha y otros temas muy importantes.

Para recordar esos temas tratados se recomienda leer la parte uno de cultivo de tomate de este sitio:

Cultivo del tomate (I)

 

En esta segunda parte se tratarán temas también muy importantes relacionados con los almácigos. como: la época de siembra en almácigos, la cantidad de semilla, los cuidados de los plantines, la importancia de la época de siembra, los repiques de plantines, y otros aspectos..

 

Almácigos

Está especie necesita ser cultivada en almácigos para brindarle a los plantines los cuidados necesarios por ser muy delicados. Si no se cultivan en almácigos no se podrá asegurar un alto porcentaje de plantas para trasplantar a campo.

Dependiendo de la época en que se siembre, se definirá cuando estén prontas para el trasplante, en unas 4-8 semanas. Este tiempo depende mucho de la temperatura. A mayor temperatura, más rápido será el desarrollo.

A continuación se explican los principales puntos a tener en cuenta cuando se hacen los almácigos de tomate.

 

Época

El periodo de siembra para almácigos es bastante dilatado en el tiempo. Para aprovechar mejor el ciclo de primavera_verano se puede comenzar en los meses de agosto, septiembre y principios de octubre, pero de manera protegida en microtúnel, en invernadero o en interior del hogar donde se tengan buenas temperaturas, más que nada en la noche.

Luego, en la segunda quincena de octubre, noviembre y diciembre los almácigos pueden hacerse all aire libre. Pero cuidando El mes de octubre porque puede ser bastante fresca la primavera . Y por tanto será necesario asegurar la protección con buena temperatura.

A continuación se presenta la página dónde se podrán encontrar estos datos de los momentospara hacer los almácigos:

Calendarios de siembra, trasplante y cosecha para el hemisferio sur, zona templada

 

Se debe tener en cuenta, más que nada en zonas de clima templado, las variaciones que pueden ocurrir en factores climáticos en invierno y en primavera.

Se debe observar más que nada a la temperatura que se presenta para dar protección a estos almácigos si corresponde.

Se recomienda ver la página de inicio de este sitio y observar la importancia del clima o condiciones ambientales, en especial temperatura y heladas:

 

Tipo de almácigo

Los almácigos se podrían hacer sobre canteiros, pero eso es posible si se cuenta con protección térmica que los cubra como pueden ser el microtúnel o los invernáculos.
Sin embargo de no contarse con estas estructuras se puede dar protección en el mismo hogar.
Para lo mencionado anteriormente en especial desde agosto hasta la primera quincena de octubre, en clima templado Del Hemisferio Sur.

Y desde fines de octubre hasta diciembre es posible no utilizar estas estructuras de protección y pueden estar los almácigos a la intemperie, pero se corre de daños por lluvias intensas Y hasta granizadas.

Para el autor lo más conveniente es hacer los almácigos en almacigueras con celdas o en recipientes para dar mejor protección. Y cubriendo a los mismos con protecciones térmicas cómo invernáculos, los microtúneles, o en el interior del hogar. Siempre y cuando el factor luz sea el mejor.

Se recomienda ver el siguiente vídeo donde se presenta la siembra de un almácigo en un botellón de plástico reciclado:

 

 

Cantidad de semilla

Considerando que cada gramo de semillas de tomate contiene unas 300 a 350, para poder plantar 10 metros cuadrados con plantines, en el lugar definitivo del cultivo, son necesarias 0,2 gramos de las mismas.

Se debe tomar en cuenta que esta plantación es a razón de dos plantas por metro cuadrado. Y esta cantidad de semilla satisfacen perfectamente la producción de plantines para esos 10 metros cuadrados tomados como ejemplo. Pero es conveniente un poco más de semilla siempre para asegurarnos la cantidad de plantas deseadas (se dan fallas en la germinación, pérdidas por plagas y enfermedades y otras limitantes) y para eventualmente intercambiar con otros agricultores por otras plantas o semillas. Con medio gramo es más que suficiente para el área de cultivo puesta como ejemplo.

 

Aclaración: son posibles los Tomates en recipientes, en el hogar. Por supuesto que no se deja de tener en cuenta que el tomate se puede cultivar en recipientes. Para eso ver los siguientes vídeos de almácigo de boniatos, porque se pueden aplicar los conceptos presentados en los mismos para otros cultivos, Y en recipientes de menor o mayor tamaño. En estos vídeos se muestra como se podría acondicionar muy bien un cajón reciclado para cultivar una planta De tomate:

 

 

Manejo del almácigo

El manejo del almácigo debe ser muy cuidadoso. Las temperaturas tienen que estar en el orden de entre 20 a 25 grados celsius y de esa manera se logra un rápido crecimiento de los plantines y así una mayor cantidad de flores en la primera Inflorescencia que saldrá, se incrementará la cantidad de tomates. Por tanto resulta fundamental tener estas temperaturas inicialmente en los almácigos. Esto es crucial entre los meses de agosto, septiembre e inicios de octubre. Con temperaturas menores se detiene el crecimiento, no germinan las semillas, etc..
Por tanto se insiste: es fundamental cultivar de forma protegida por invernáculos. y también en nuestros hogares es posible, incluso puede ser lo mejor sí se cuenta con buena luminosidad.

El riego debe ser muy cuidadoso, no excederse. Lo mejor es hacer riegos con poca cantidad de agua, pero frecuentes. El drenaje debe ser muy bueno ya sea en almacigueras o recipientes. Mucha humedad puede provocar la enfermedad del mal de los almácigos o damping off.

En esta imagen muestra unos almácigos realizados en botellones de plástico reciclados.
Se coloca pasto seco por encima para realizar un riego que no impacte sobre la superficie del sustrato y así no destapar las semillas.
Estos almácigos tienen un buen drenaje.
Se intenta evitar las enfermedades de los almácigos y cuidar las condiciones fundamentales de temperatura y de humedad para un buen desarrollo de los futuros plantines. Con la emergencia de los plantines, este pasto que oficia de mulch, se debe quitar para evitar enfermedades a hongos.

 

Pregerminado

Es esta una medida de manejo muy interesante a tener en cuenta cuando la temperatura es aún fresca y el suelo no ha calentado lo suficiente o por qué la primavera tiene días con temperaturas variables con bajas y altas. Y por tanto se ve afectada la germinación y emergencia de las plántulas.

Se pueden, por tanto, colocar a las semillas con algodon y agua en un recipiente, como si fuera un germinador, para esperar hasta que la pequeña raíz comienza apenas a salir y está hinchada la semilla. A este procedimiento también se le llama activación .

Esta medida de manejo le permite a la plántula emerger y germinar más rápidamente cuando en el ambiente hay temperaturas frescas.

Esta medida es muy oportuna cuando la primavera se viene dando bastante fresca, pero no es suficiente para evitar daños por heladas.

 

Semillas de porotos en pregerminado, poco antes dé plantar se colocan a pregerminar dado que las condiciones de una primavera fría impiden un buen desarrollo en cultivo directo en suelo o en almácigos en recipientes para otros cultivos. Se puede emplear perfectamente el método del germinador.

 

Se recomienda ver el video de pregerminación o activación de semillas:

 

Repique

Para los plantines de tomate, morrón, berenjena y otros cultivos, el repique es un manejo o manera de cultivo para evitar problemas en los almácigos que se realizaron inicialmente. Está operación es para evitar enfermedades en las plantas que están muy juntas, para que se capte eficientemente la luz, y hasta para evitar la competencia por nutrientes y agua en el caso de los almácigos se realicen en recipientes o en canteros en lugar de hacerlos en almacigueras. Pero lo más importante es que esta medida logra evitar en un alto grado las enfermedades de los almácigos .

La medida consiste en que cuando los plantines tienen a la primera hoja verdadera, se ́ las pasa a un lugar con más espacio, como un cantero, a otro recipiente más grande, o en macetas para que continúen su desarrollo hasta el momento de hacer el trasplante definitivo. al campo o terreno o recipiente.

Sí insiste en lo pertinente de esta medida para evitar por sobre todo enfermedades a hongos. Y más que nada al damping off.

 

Esta foto muestra un almácigo en un recipiente. Las plantas presentan ya problemas sanitario, donde se pueden observar sintomas de color amarillento en las mismas.
Están muy juntas y es necesario hacer el repique a otro lugar donde se encuentran más separadas como en recipientes individuales o macetas de plástico en sí.

 

En esta otra imagen, se observan a los plantines ya repicados a macetas para que completen un óptimo desarrollo antes de realizar el trasplante.

 

 

Resumen
Cultivo del tomate (II)
Tema tratado
Cultivo del tomate (II)
Descripción
En esta segunda parte se tratarán temas también muy importantes relacionados con los almácigos. como: la época de siembra en almácigos, la cantidad de semilla, los cuidados de los plantines, la importancia de la época de siembra, los repiques de plantines, y otros aspectos..
Autor
Publicado por
Ing. Agr. Javier Nuñez Fierro
Logo

Scroll Up