Qué es el Meloidogyne y cómo controlarlo

Qué es el Meloidogyne y cómo controlarlo

Se trata de un animal muy pequeño que vive en el suelo y que ocasiona daños directos (succión de savia) indirectos como la trasmisión de virus y por ser la “puerta de entrada de patógenos que producen enfermedades (bacterias, hongos….).

Los daños son visibles en las plantas, pero se pueden detectar estos parásitos, con la debida antelación, si somos cuidadosos observadores de nuestras plantas. Se trata de amarillamientos de plantas, menor crecimiento, en general.

Con la debida anticipación, antes de que se propague más esta plaga, podremos en tiempo y forma controlar este problema.

Breve descripción del animal.

Es un anélido, un animal muy pequeño y se puede ve con lupas de laboratorio. Pueden llegar a 0,2 milímetros de tamaño. Se deben de enviar a laboratorio para identificarlos correctamente. Se les denomina también nematodes o nemátodos.

Normalmente son conocidos también como gusanos y son cilíndricos (por eso anélidos).

Estos animales prefieren los suelos livianos (con mucha arena), aunque pueden frecuentar suelos pesados (con mucha arcilla). Proliferan en condiciones de alta húmedad en la tierra. Y por tanto, ya podemos ver a los órganos que atacan en las plantas: las raíces.

A pesar de estos inconvenientes (por el órgano de la planta afectado y el tamaño de este animal), lo más importante a destacar (como en cualquier otro problema sanitario) es que la observación a campo de nuestros cultivos es fundamental (la agronomía se vale del método científico: haciendo habitual la observación) para detectar a esta plaga.

Se hace mucho hincapié en siempre esencial observar nuestros cultivos. Es lo principal en la de sanidad vegetal.

Síntomas en el cultivo y en las plantas:

Se debe ser insistente en este aspecto: la observación. Es esencial ver siempre a nuestras plantas. Y estar atentos a las cosas que no son normales. Plantearse hipótesis (supuestos) y luego comprobarlos. Así es cómo determinamos la presencia de meloidogyne. aunque para esto se debe mandar muestras a laboratorio, para tener confirmación total. Pero por el hecho de saber que hay presencia de nematodes dañando a las plantas, es un gran paso para poner en marcha medidas en contra de este parásitos.

Por tanto, es fundamental con la observación constatar los siguientes síntomas:

  • Plantas cloróticas en los bordes de las hojas y entre las nervaduras.Aparecen diferentes decoloraciones o amarillamientos en las mismas. En los bordes o hacia adentro (internervaduras).
  • “Quemados” en los bordes de las hojas. Son amarronamientos en las mismas, en ese sector, por muerte de tejido.
  • Aparición de agallas en las raíces. Es el síntoma más notable. Y el más asociado con los daños que provocan estos animales. Aparecen como bultos prominentes en las mismas, es donde se alojan estos parásitos y la planta reacciona produciendo estas tumoraciones. Se ve perjudicada enormemente la absorción de nutrientes y de agua y por este lugar comienzan graves enfermedades.
  • Menor crecimiento de los vegetales. Es evidente, según lo mencionado antes. Este síntoma junto con las decoloraciones y el amarronamiento de los bordes es lo que primero delata la presencia de estos parásitos.

Daños provocados por el Meloidogyne spp

Los síntomas antes mencionados se asocian con los siguientes daños que se enumeran a continuación:

  • Pérdida de rendimiento.
  • Muerte de plantas, en caso de no realizar medidas de control apropiadas.
  • Trasmisión de enfermedades a virus entre diferentes plantas.
  • “Puerta de entrada” de otros patógenos a las plantas, como bacterias y hongos.
  • Métodos de control e importancia del manejo del cultivo.

Control cultural

Es la manera más efectiva y racional de controlar a los nematodos como Meloidogyne. Y la manera más amigable con el ambiente.
Se mencionan a continuación una serie de medidas, aplicables a otras plagas.
A considerar:

  • Realizar buenos drenajes. Es fundamental crear buenos drenajes en nuestro predio, maceta, jardín_huerto vertical para evitar que el agua se presente en el suelo o sustrato en altas cantidades lo cual favorece el desarrollo y multiplicación de este gusano. Esta medida ya es un gran paso para evitar la aparición de este parásito.
  • Cuidar el riego. Se piensa que agregando una cantidad de agua que sobresatura el suelo es bueno. No, es muy negativo. El exceso de riego es causal de la aparición y propagación de este parásito y también de otros agentes perjudiciales. La mejor manera de regar es de manera paulatina, con regularidad (seguido) para dar tiempo a evacuar excesos eventuales de agua.
  • Cuidar el sustrato a emplear en almacigueras. Este es un aspecto muy importante a considerar, más que nada cuando elaboramos el sustrato de las almacigueras, de las macetas o en jardines verticales. Para estos casos, es caso de comprar los componentes del sustrato, lo mejor es comprar productos certificados con la garantía de la mayor inocuidad. Y además, ya se evitan problemas de malezas y de diversos patógenos.
  • Rotación de cultivos. Esta es otra medida fundamental. Más que nada en cultivos sobre suelo convencional, como en huertas y granjas. Se trata de ubicar en diferentes lugares nuestros cultivos y cultivar especies distintas a las anteriormente cultivadas. Con preferencia usar abonos verdes (otro tema a tratar en este sitio). Se logra cortar en ciclo de estos parásitos y por tanto se evita la permanencia en el suelo de este animal.
  • Solarización. Este es un método muy amigable con el ambiente para desinfectar los suelos y a los sustratos de almacigueras. Se realizará un artículo en este sitio sobre esta técnica. Básicamente consiste en emplear altas temperaturas con la energía solar, polietileno de invernáculos y humedad. Y de esta manera los nematodos se eliminan de muy buena manera.
  • Cuidar infestación de herramientas y otros dispositivos. esta medida es fundamental para no propagar a los nematodos con el mismo animal o sus huevos. Nuestras herramientas de trabajo son una excelente vía de dispersión de los parásitos y también las propias almacigueras que usamos. Y por tanto se deben de desinfectar empleando hipoclorito diluido por ejemplo (de manera razonable para no perjudicar al ambiente) al 1%.

Control biológico

Esta manera de controlar nematodos esta ganado mucho terreno en los últimos tiempos. al igual que en otros casos de plagas y enfermedades.
Lo mas común, por lo pronto es el control con el hongo trichoderma. Que además controla enfermedades causadas por otros hongos.
El control biológico será tema a tratar de manera independiente en otro artículo de este sitio.

Control químico

Por tratarse de un parásito del suelo, resulta bastante complicado de controlar. Pero se sigue insistiendo en que lo más efectivo es el control cultural y es lo más coherente con la agroecología que venimos sosteniendo en este Sitio. El control químico podría emplearse en casos muy extremos, lo mejor es no llegar a valernos del mismo.

Los productos químicos que existen en el mercado son muy efectivos. Pero son muy nocivos para quien los esta aplicando y para la propia vida en el suelo. Son muy tóxicos en la escala de toxicidad de productos (los nematicidas, este es el nombre concreto de estas sustancias).

Si usted en caso extremo decide usar estas sustancias, debe ser muy cuidadoso con:

  • Comprobar el ataque a nuestras plantas por parte de nematodes.
  • Si existe la posibilidad, identificar a qué especie pertenece este gusano, enviando eventualmente a un laboratorio.
  • Usar el químico adecuado (principio activo) para controlar al nematode.
  • Usar la dosis correcta para el control de la plaga y así mitigar el potencial daño en quien lo aplica y al Medio ambiente.
  • Usar el equipo de protección adecuado para aplicar (botas, máscara, etc).

Resumiendo

Se puede decir que meloidogyne es un nematodo o nematode muy peligroso y que puede provocar serios daños en nuestras plantas.
Pero esto se puede evitar si se es cuidadoso observando a nuestros cultivos y aplicando las medidas que sean más apropiadas a las circunstancias que se plantean para cada agricultor.