Justificación para los calendarios de siembra, trasplante y cosecha de hortalizas

Introducción

Cómo en muchas cosas relacionadas a la biología, existe un tiempo para todo. Y esto corresponde perfectamente con nuestras hortalizas. Y màs que nada donde se dan los climas con alternancia de estaciones a lo largo del año.

Esta alternancia de estaciones en el año, màs que nada en los climas templados, tiene asociada para cada momento en el tiempo condiciones de temperatura, humedad, cantidad de horas de luz en el día (fotoperíodo) que son específicas y que inciden de manera notable en nuestros cultivos y que resultan ser determinantes para el éxito de nuestro trabajo o no. Se tiene así que en el ciclo de Primavera-Verano se cultivan especies de origen tropical y la temporada de frío puede ser muy perjudicial para estos cultivos.

En este trabajo, se presenta un calendario de siembra de hortalizas, otro de calendario de trasplante de hortalizas y otro de de cosechas de hortalizas. Se pretende que sean una guía para quienes realizan agricultura por primera vez y para aquellos que ya la hacen (pero que algo vienen haciendo mal que lleva a que algunos de sus cultivos no tengan un buen desempeño).

Los Calendarios de Siembra

Se deben de tener muy en cuenta en la siembra de hortalizas y verduras de que se deben respetar condiciones de temperatura, humedad e insolación diaria (entre otras variables) para instalar de manera exitosa nuestras especies vegetales.

Y es por eso, que se hace necesario contar con un buen calendario de siembra de hortalizas, que nos asegure estar haciendo bien las cosas al cultivar. Hay un tiempo de siembra y otro de cosecha.

Por tales motivos, se hace énfasis que este es un calendario de siembra hemisferio sur, Es importante tener en cuenta las estaciones según el mes del año en esta ubicación. Este calendario no aplica para el Hemisferio Norte. Y es por tanto que cómo sembrar hortalizas queda muy definido, con las salvedades que se pueden dar debido al cambio climático.

 

 

La época de siembra de hortalizas resulta determinante por varios motivos:

  • Si las fechas para sembrar No son respetadas, nuestros cultivos se ven sometidos a estrés ambiental que repercute en un bajo o nulo rendimiento, porque no ocurren las condiciones ambientales que son naturales para su desarrollo (fenología).
  • Porque el calendario de huerta, en cuanto a las actividades a realizar en la mismas, son en función de las especies vegetales que se desarrollan en su temporada (por ejemplo: laboreo de suelo, desmalezado, control de plagas y enfermedades, etc.).
  • Considerando al calendario para plantar, al comprar semillas que son originarias del Hemisferio Norte (de Holanda, Francia, Japón y otros países) se debe de contemplar esta situación. Pues en caso contrario, estaríamos haciendo las cosas muy mal por no considerar las épocas de siembra de hortalizas y verduras apropiadas, por no considerar el origen de esas semillas.
  • La fecha de siembra, define claramente el menor daño que pueden ocasionar las plagas y enfermedades. se puede “jugar” un poco con las mismas, como por ejemplo para disminuir el ataque de pulgones en el cultivo de la papa. Son muchos los ejemplos en este último aspecto.

La huerta familiar no se puede concebir sin el calendario de siembra. Más en el caso que aquí se esta tratando en relación de que nos referimos a cultivos a “cielo abierto”, de que los cultivos no serán en invernadero y que serán al aire libre. Y cada momento del año tiene sus cultivos más específicos.huerta familiar calendario de siembra.

De lo que se viene mencionando anteriormente, un claro ejemplo es cuando no se respeta la época para plantar tomates, dado que de no ser contemplada, al cultivarlos fuera de un invernadero, se pueden presentar diversos problemas que afectan su calidad y rendimiento de manera notable. El tomate es una planta de origen tropical a subtropical y en clima templado se debe respetar de plantar en el ciclo Primavera-Verano. Hasta el punto que el cultivo puede ser un verdadero fracaso. Pero las cosas son bastante diferentes si el agricultor cuenta con un invernadero.

Los calendarios de siembra en huerta son determinantes en el éxito de los los cultivos al ser una guía para quien cultiva

Conceptos muy importantes.

Para poder hacer buen uso de la información de este calendario deberá tener presentes ciertos conceptos básicos que son fundamentales y recomienda leerlos.

Es así, que resulta muy importante saber cómo se siembran las hortalizas. Porque no siempre es directamente en un lugar definitivo como veremos a continuación. De tal manera que se debe tener en cuenta ciertas actividades de como sembrar en la instalación de los cultivos (dependiendo de qué especie se trate): la propia siembra, el trasplante y la cosecha. Y estas actividades tienen un tiempo bien definido a lo largo del año y que expresara en el cuadro de siembra que presentaremos.

Los conceptos que se desarrollarán a continuación muestran cómo cultivar hortalizas de una manera bastante clara en las principales actividades de manejo de un cultivo. Será importante estos conceptos con sus actividades para interpretar en cuadro que se presentará en esta publicación.

Siembra

Es la actividad de cubrir con tierra a las semillas para que la misma germine y dé paso a la plántula original de los futuros vegetales de nuestro cultivo. Y las semillas se ubican, unas respecto de otras, a una distancia determinada según un marco de siembra o según cierta cantidad por metro cuadrado de las mismas. Se pueden definir como tipos de siembra:

  • La siembra directa en lugar definitivo, se debe preparar la cama de siembra, tal como lo vimos en el artículo de laboreo de suelos
  • O puede ser de siembra en almácigos, en que las plantas no están ubicadas en su lugar definitivo. Y que posteriormente se transportarán a un lugar final.

 

Cultivo de acelgas instalado en un lugar definitivo. El momento de siembra es el correcto, aunque con algunos cuidados como se puede apreciar en la foto, con la cobertura de pasto seco a forma de mulch para evitar la erosión que pueden ocasionar las fuertes lluvias y posterior pérdida del cultivo.

 

Un cultivo en almácigo de lechugas sembrado de manera protegida debido al frío del invierno. Se cultivan de esta manera para tener asegurado el suministro de producto en todo el año: sembrando de manera protegida y luego se trasplantan (o no) al al aire libre de forma escalonada, cada 15 días. En este caso la siembra fue en almacigueras con un sustrato compuesto por tierra, compost y arena.

 

Sembrar en Almácigos

En el caso de los almácigos, se les debe proporcionar cuidados especiales a esas semillas para que puedan germinar y para que las plántulas no se vean expuestas a condiciones adversas (como se frío por ejemplo) y se siembran en lo que se llaman almacigueras y se colocan en viveros (que puede ser un invernadero). Luego a estas plantas con mayor desarrollo y cuando las condiciones son óptimas en el ambiente, se las trasplanta al lugar definitivo.

En el caso de realizar almácigos, se debe de preparar un buen sustrato para el óptimo desarrollo de las plántulas de las semillas. El tema sustratos lo vimos en un artículo anterior. Y las condiciones ambientales de varios factores deben de cuidarse para obtener los mejores resultados.

El cultivo en almácigos nos permite sembrar cuando las condiciones ambientales no son las apropiadas para el crecimiento según el ambiente en ese momento y por tanto adelantar la instalación del cultivo en el lugar definitivo, dado que el tiempo calendario puede ser corto para una especie de otro lugar climático. Sucede esto por ejemplo con el pimiento o morrón originario de zonas tropicales a subtropicales que se cultiva en zonas de clima templado y que en vez de cultivarlo a cielo abierto en octubre, se hace en agosto de manera protegida en un microtunel o invernadero y es mayor el ciclo de desarrollo y por tanto será mayor la producción y la calidad de la misma.

 

Almácigo sin usar almacigueras pero protegido con polietileno de un microtunel para evitar las adversidades de la temporada invernal. El microtunel se construye de polietileno especial para acumular calor y evitar los daños por heladas y optimizar el crecimiento con temperaturas adecuadas.

 

Siembra de cebollas en almácigos. Esta vez en almacigueras y también protegidos los plantines en un invernadero, con el fin de lograr las mejores condiciones de desarrollo de las plantas. En el almácigo se emplea un sustrato especial, también de arena, tierra y compost en partes iguales.

 

Trasplante

El trasplante es una actividad típica para aquellas especies vegetales que han sido cultivadas en lugares que no son los definitivos para su cultivo dentro del predio. Es la actividad de colocar a las plántulas de los almácigos en el lugar donde culminará su ciclo y se obtendrá de ellas la cosecha.

En este caso, se debe ser muy cuidadoso para esta operación para no dañar a los plantines, más que nada a sus raíces y para no someter a estrés a las mismas. No cuidar estos aspectos, puede conducir a fracaso al cultivo que se ha planteado el agricultor.

 

Luego de bien laboreado el suelo (puede apreciarse en un artículo anterior), se puede proceder a trasplantar. Aquí se vale esta persona de un palo que oficia de plantador (para abrir el orificio donde introducir a la planta hasta el cuello de la misma para cubrir sus raíces.

 

Se introduce la planta en el orificio anteriormente mencionado, de manera que todas las raíces se puedan tapar con el suelo.

 

Finalmente el plantín (de lechuga en este caso) que instalado en el lugar definitivo y se presiona con cierta firmeza los costados del mismo.

 

Cosecha

Esta actividad es la más gratificante para el agricultor junto con la siembra. Se trata de levantar del cultivo lo que nos interesa de sus plantas: frutos, hojas, inflorescencias, etc.

Existe para esta operación también momentos o fechas que son los más apropiados. Y por eso la importancia de contar con calendario de siembra y cosecha, además del clásico calendario de siembra. Porque según el momento de la siembra, se dará el momento de la cosecha de manera determinante.

 

El momento más esperado: la cosecha. La misma es posible si, para comenzar el cultivo se han hecho las cosas bien, escogiendo el mejor momento de siembra para el cultivo. La cosecha también esta asociada con un calendario de siembra relacionado con el momento de la misma y las etapas que se cumplen en el propio desarrollo de las plantas. El factor cronológico es determinante por todas las variables del ambiente implicadas.

 

Tabla de Siembra, Trasplante y Cosecha

La tabla de siembra que se presentará a continuación , resume todo lo dicho antes, en cuanto al momentos de siembra, trasplante y cosecha. De manera que se puedan hacer las cosas de manera correcta.

El momento en que se presenta esta tabla con el tiempo de siembra, en estas fechas de agosto-septiembre es el momento en que comienza el ciclo Primavera-Verano de hortalizas, el más importante del Hemisferio Sur y por ejemplo se podrá observar que se puede sembrar en agosto, que se puede sembrar en septiembre.

Por lo mencionado antes, este calendario de siembra que se presenta a continuación, agrupa a las especies a cultivar en dos grandes grupos según el ciclo del año: El grupo de hortalizas del Ciclo Otoño-Invierno y las del Ciclo Primavera-Verano. Esta división, además de la presentada mes a mes, es para ser cuidadosos en el momento más adecuado para cultivar y así asegurarse de que las condiciones climáticas son las más apropiadas para el cultivo.

En este calendario también se destacan los calendarios de cosecha y los calendarios de trasplante (si la especie lo requiere), como se ha mencionado antes.

 

Como Conclusiones

Es claro de que cada cultivo tiene su momento en el año para sembrarse, eventualmente trasplantarse y para obtener la cosecha. Respetar esos momentos es fundamental en los cultivos a “cielo abierto”, sin protección, debido a la incidencia de las condiciones ambientales. Que por no respetar estos momentos, y más que nada de siembra, nuestra actividad agrícola puede resultar muy frustrante.

Por otro lado, se puede apreciar que no es conveniente contar solamente con un calendario de su siembra. Es importante también contar con un calendario de trasplante (si corresponde) y otro de cosecha. Esto le permite al agricultor planificar su producción a lo largo del año y de manera óptima según las condiciones ambientales de los cultivos a “cielo abierto”.

Es fundamental tener claro cómo plantar. Para eso se han considerado los conceptos siembra (directa o en almácigo), trasplante y cosecha.

Calendarios de siembra, trasplante y cosecha para el hemisferio sur, zona templada

calendario de siembra

Cómo usar este Calendario y consideraciones importantes

En este calendario se reúne información de fechas de siembra, trasplante y cosecha con la manera de planificar bien las tareas y aprovechar de la manera más eficiente las fechas de los lugares con clima templado, donde pueden darse especies de climas fríos y tropicales.  No tener en cuentas las fechas puede llevar a un rotundo fracaso.

Pero hay otros aspectos muy importantes a considerar:

  • Tener cuidado con la semilla importada de un hemisferio contrario respecto donde será sembrada. Por ejemplo, por estos lugares, muchos agricultores iniciales, tienen grandes confusiones porque las semillas son del Hemisferio Norte y el agricultor no adapta bien las fechas para el Sur.
  • Se presenta un calendario de siembra, trasplante y cosecha que se clasifica en dos grandes grupos: para especies de Primavera_Verano y para especies de Otoño_Invierno. hay muchas especies que se cultivan en en los dos. Pero hay por ejemplo lechugas para cultivar en Otoño y otras variedades para primavera. De no respetar esto, los cultivos no prosperarán. Lo mismo ocurre con por ejemplo: la acelga, la zanahoria, el puerro y otras. Se debe ser muy cuidadoso.
  • Como se podrá observar, el calendario de siembra puede ser muy amplio. Pero eso implica que dentro de cada especie, existen diferentes variedades que permiten tener más chances para sembrar.
  • Si se atiende bien este calendario, se podrán tener buena continuidad de cosechas de manera escalonada, dentro de lo que el clima permite en las zonas templadas.

 

Calendario de siembra de Acelga Acelga
Calendario de siembra de Ajo Ajo
Calendario de siembra de Alcaucil Alcaucil
Calendario de siembra de Apio Apio
Calendario de siembra de Arveja Arveja
Calendario de siembra de Berenjena Berenjena
Calendario de siembra de Broccoli Broccoli
Calendario de siembra de Boniato Boniato
Calendario de siembra de Cebolla Cebolla
Calendario de siembra de Chaucha Chaucha
Calendario de siembra de Coliflor Coliflor
Calendario de siembra de Espinaca Espinaca
Calendario de siembra de Habas Habas
Calendario de siembra de Hinojo Hinojo
Calendario de siembra de Lechuga Lechuga
Calendario de siembra de Choclo Choclo
Calendario de siembra de Melon Melon
Calendario de siembra de Nabo Nabo
Calendario de siembra de Papa Papa
Calendario de siembra de Pepino Pepino
Calendario de siembra de Perejil Perejil
Calendario de siembra de Pimiento Morron Pimiento Morron
Calendario de siembra de Porotos Porotos
Calendario de siembra de Puerro Puerro
Calendario de siembra de Rabanito Rabanito
Calendario de siembra de Remolacha Remolacha
Calendario de siembra de Repollo Repollo
Calendario de siembra de Repollito de Bruselas Repollito de Bruselas
Calendario de siembra de Sandia Sandia
Calendario de siembra de Tomate Tomate
Calendario de siembra de Zanahoria Zanahoria
Calendario de siembra de Zapallito Zapallito
Calendario de siembra de Zapallo Zapallo
Calendario de siembra de Zucchini Zucchini
Calendario de siembra de Frutilla Frutilla

 

 

Como Conclusiones

Es claro de que cada cultivo tiene su momento en el año para sembrarse, eventualmente trasplantarse y para obtener la cosecha. Respetar esos momentos es fundamental en los cultivos a “cielo abierto”, sin protección, debido a la incidencia de las condiciones ambientales. Que por no respetar estos momentos, y más que nada de siembra, nuestra actividad agrícola puede resultar muy frustrante.

Por otro lado, se puede apreciar que no es conveniente contar solamente con un calendario de su siembra. Es importante también contar con un calendario de trasplante (si corresponde) y otro de cosecha. Esto le permite al agricultor planificar su producción a lo largo del año y de manera óptima según las condiciones ambientales de los cultivos a “cielo abierto”.

Es fundamental tener claro cómo plantar. Para eso se han considerado los conceptos siembra (directa o en almácigo), trasplante y cosecha.

Sustratos para agricultura vertical

Los jardines y huertas verticales resultan ser una solución muy práctica en lugares donde los espacios son reducidos, o cuando no existe un suelo como tal o el mismo esta muy degradado. Y también constituye una solución Muy atractiva en el diseño urbanístico.

Se trata de una alternativa agrícola muy importante ante la creciente urbanización. Se calcula que para el año 2050 el 90% de la población vivirá en las urbes.

El desmesurado crecimiento poblacional de las ciudades trae consigo grandes problemas de contaminación del aire en todos sus aspectos, contaminación sonora, de aguas, producción de alimentos, etc. Con todos estos problemas mencionados, será necesario llevar adelante un tipo de agricultura apropiada a semejantes inconvenientes.

Entre esos desafíos, se encuentra el de producir alimentos de manera saludable y de poder realizar diseños de jardinería o paisajismo en entornos hostiles para los vegetales.

La agricultura vertical esta teniendo su mayor desarrollo en los últimos años. Desde producción vegetal en simples botellas de plástico hasta sofisticadas construcciones en las paredes de edificios, con fertirriego y otros dispositivos complementarios.

En nuestro caso comenzaremos a desarrollar prototipos bastante elementales, pero que sean capaces de mostrar los principios fundamentales a respetar.

De cualquier modo, este tipo de agricultura no tiene dificultades muy complejas, aunque lo especial es el arreglo en el espacio, el uso de sustratos en contenedores y otros aspectos que se considerarán..

Se debe de tener en cuenta:

  • Que el lugar donde se instalará nuestro jardín vertical debe de contemplar las necesidades de sol de los vegetales. En los casos en que las plantas necesitan mucha luz, se debe respetar esto. En caso contrario las plantas no prosperarán.
  • Para tales efectos, existe mucha información para poder consultar respecto a que plantas son las mas apropiadas para cada lugar.
  • En cuanto al suelo, se pueden emplear sustratos. Pero encarecen bastante a nuestro emprendimiento de agricultura vertical. Pero se deben contemplar las estructuras que tienen que ir empotradas o montadas en las paredes y por tanto el peso puede convertirse en un gran problema. Y tienen sus costos estos sustratos especiales.
  • Se pueden hacer más económicos. Pero siempre respetando las necesidades en propiedades físicas y químicas como habíamos hablado antes.
  • En cuanto al riego, este asunto resulta crucial y se hace necesario un exhaustivo control para evitar la desecación o la falta de drenaje, que se hace mucho más complejo de realizar en esta clase de agricultura.
  • Para grandes extensiones se pueden usar sensores para regar de manera computarizada.

Parece una tarea bastante complicada de llevar a la práctica el tema de los jardines verticales, pero vamos a desarrollar este tema de manera gradual.

Agricultura vertical directamente en macetas o jardineras con soportes unidos a la pared. Se puede observar otros elementos decorativos junto a las plantas como lo son las maderas que se pueden apreciar.

Para horticultura o jardinería vertical, una solución muy interesante para realizar el trabajo de manera gradual con módulos.

estos módulos se suelen llamar gaviones muy frecuentemente.

En esta modalidad modular, el proyecto se puede ir desarrollando de manera paulatina, según los recursos con los que se cuenten.

jardin vertical gaviones

Otra solución en jardinería vertical. Se juega con diferentes tonos de verdes y texturas.

En este caso, otra ventaja de los gaviones o módulos es que se pueden quitar para realizar mantenimientos pertinentes.

Un jardín vertical sofisticado en la pared de un edificio. Esto requiere de bastante inversión para el montaje de la estructura, el riego, el mantenimiento y otros aspectos. Es una buena oportunidad para realizar una tarea entre varios vecinos. Se apunta a estas soluciones en las grandes urbes en lo que son “Ciudades Sustentables”.

Pero también se puede contratar una empresa para esta construcción, que existen varias.

Una excelente solución para realizar horticultura vertical con este tipo de “estanterías” para empotrar en la pared. Se pueden incluir aromáticas. O solamente estas.

En resumen

Se considerará a la agricultura vertical como una alternativa muy válida para producir alimentos saludables en las grandes urbes y también para reconsiderar aspectos estéticos muy importantes en las grandes ciudades. Y se trata de una agricultura que tiene mucho futuro en las urbanizaciones del siglo XXI.

Se destaca en la agricultura vertical la construcción de unidades básicas que usualmente se llaman gaviones. Y convienen para una construcción gradual y para poder realizar reparaciones cuando sea necesario. En este último caso, sin afectar el diseño general.

Qué necesitas para crear tu huerta o huerto urbano

Lo necesario para crear una huerta o un huerto

Introducción

Cuando se encuentra la motivación, son claros los objetivos, se tienen los recursos y se esta organizado (con una planificación de actividades), es recien en ese momento que se puede avanzar en realizar una huerta o huerto.

Aquí trataremos sobre lo que es necesario tener en cuenta para llevar adelante este emprendimiento. Tanto en lo que hace a una huerta o huerto urbanos, así como rural.

Diferencia entre “huerta” y “huerto”

Lo más importante a tener en cuenta al momento de realizar una huerta, es ver que clase de huerta será. Una huerta comprende básicamente hortalizas, plantas florales y aromáticas. Un huerto, es el lugar donde se cultivan las plantas antes mencionadas y además árboles frutales.

Ambos tiene como principal premisa ser artesanales, caseros, que seamos nosotros mismos quienes nos encargamos de los trabajos y cuidados necesarios para producir nuestros alimentos. Se trata de nuestra huerta o huerto en casa.

Tipo de huerta según el contexto

En cuanto al contexto donde desarrollaremos nuestra agricultura tendremos:

  • Huertos urbanos, donde nuestra actividad se desarrolla en el mismo casco urbano y en la periferia inmediata.
  • Huertos rurales, o sea en los ubicados en el “campo”.

Pero para hacer cualquiera de esta clase de emprendimientos, se deben de cumplir ciertos requisitos fundamentales que describiremos a continuación.

Requisitos para crear una huerta

El agua

Se puede convertir en un grave problema dejar para última instancia el tema de la fuente de agua para nuestros cultivos. Y nos puede acarrear muchos inconvenientes el hecho de dar por sentado de que se cuenta con este recurso. Se mencionan los dos aspectos fundamentales a considerar: el riego y el drenaje.

fuente de agua
Aunque sea bastante precaria una fuente de agua, debe de estar para asegurar el riego en momentos de déficit.

Para asegurar el riego se debe contar con una fuente de agua, aunque fuera precaria. Siempre hay que contar con la posibilidad de enfrentarnos a momentos de déficit de agua, y tendremos que estar preparados para ello.

Riego

Puede ocurrir que durante todo el año exista déficit hídrico (las lluvias son superadas por la evapotranspiración), o durante un lapso importante del mismo. Aante ese faltante de agua se debe recurrir al riego (por diferentes métodos: manual, surcos, aspersión, goteo, etc.).

Lo mejor es que la fuente de agua se encuentre dentro del mismo predio o muy próximamente (y conducir el agua a los lugares de riego). Se debe de contar con una fuente de agua que sea segura. Es de suma importancia saber que se pueden cubrir los requerimientos de las plantas. Es necesario una buena ubicación (la mejor posible) de esta fuente de agua y contar con la cantidad necesaria. El agua no puede ser una limitante.

Un tema para nada menor, es el tipo de sistema de riego con el que se cuenta.

Sistemas de riego

En cuanto al tipo de sistema de riego, existen varios. Aquí se mencionan algunos de manera resumida, los más comúnmente usados en este tipo de huertas (en otros artículos se describirán con más detalle):

  • Riego por Surcos: se trata de realizar zanjas de diverso tamaño (según el cultivo) entre las filas de plantas y por ahí hacer correr agua para regar. Tiene ventajas y desventajas. Se puede lograr fomentar el crecimiento radicular más extenso y es un sistema bastante barato. Pero tiene poca eficiencia por perderse mucha agua por evaporación.
  • El riego por aspersión: es más eficiente que el anterior. Consiste en mojar las hojas con un aparato llamado aspersor (y los hay de muy distintos tipos). Se debe de contar con presión para impulsar al agua al destino de la misma (es necesario tener una buena presión por parte de la fuente hídrica). Pero tambièn existen pérdidas por evaporación, lo cual hace que se pierda eficiencia. Además, no es bueno mojar tanto a las hojas porque con temperatura alta y humedad en exceso, son más frecuentes las enfermedades y las plagas.
  • El riego por goteo: Es de lo más eficientes. Las pérdidas de agua por evaporación se reducen en muy alto grado. Consiste en realizar un sistema con caños de plástico o de poliestireno que tienen incorporados goteros. Estos suministran agua gota a gota, lentamente. Lo que lleva a que se forme un “bulbo” de suelo húmedo que rodea al sistema radicular de las plantas y el agua se entrega directamente donde esta la demanda. Tiene sus costos por el equipo en sí y porque se debe de contar con presión suficiente. Pero el agua se aprovecha de manera íntegra, se puede “jugar” más con los momentos de riego y el follaje no es mojado por esta manera de regar.
riego directo con manguera
Riego directo con manguera
riego por goteo
Riego por goteo con botellas recicladas
riego por surcos
Riego por surcos

Drenaje

Por otro lado, referido al drenaje puede ocurrir el problema de excesos de agua en nuestro cultivo. Debido a muchos factores que se explicarán brevemente.

El exceso de agua que no puede ser evacuado del cultivo puede provocar en las plantas serios problemas. Las plantas pueden morir por asfixia radicular por que el agua impide que las raíces respiren y por tanto mueran. O el exceso de agua también puede ocasionar que aumente la frecuencia y la aparición de plagas y enfermedades en el cultivo. Esto se puede evitar con un buen sistema de drenaje y de trabajo en nuestro suelo.

El drenaje será un tema que se considerará en un artículo aparte dada su gran importancia y de que puede determinar el éxito o el fracaso de un cultivo.

problemas de drenaje
Suelo con graves problemas de drenaje
drenaje por zanjas
Realizando zanjas para mejorar el drenaje en un predio
canteros altos para drenaje
Canteros altos y caminos bien rebajados para que el exceso de agua escurra

Diremos que existe un buen drenaje en nuestro emprendimiento cuando los excesos de agua (no útiles para el cultivo) se evacuan sin problemas del lugar. Y si no es así, se deberán construir una serie de obras como zanjas, caminos bien rebajados entre los canteros y otras para conducir al agua excedente a un lugar de salida.

Cercado perimetral

El cercado perimetral es un elemento fundamental. En caso de no contar con el mismo, el trabajo se puede ver seriamente perjudicado por la entrada de animales en el lugar de cultivo.

Existen diversas maneras de poder hacerlo. Empleando desde unas simples cañas hasta los cercos en alambre más sofisticados.

Siempre es fundamental Considerar con qué materiales se cuenta para el mismo, de tal manera que su construcción sea culminada y luego recién poder comenzar a realizar las tareas agrícolas.

cerco perimetral
Un cercamiento perimetral es fundamental para que nuestro trabajo no se vea interferido de manera no deseada
Cultivos protegidos por cerco de alambre
Cultivos protegidos por cerco de alambre

Este cerco no solamente sirve como barrera contra animales, también puede ser útil como medida de seguridad contra eventuales robos. Esto depende de cuan fuerte sea su construcción.
Si se asocia a este cerco con diferentes plantas del tipo trepadoras (zarzamora, taco de reina, etc.) , estas pueden contribuir a aumentar la biodiversidad, a actuar como barrera contra plagas y enfermedades y oficiar como cortina rompevientos. En otros diseños mas complejos, como un cercado con cañas, se le puede implantar especies como el crataegus que en conjunto definirán un excelente cerco.

Ubicación de los canteros, bancales y caminos en nuestro predio

A los efectos prácticos, seremos breves en la explicación de algunos conceptos importantes, que se ampliarán en otras páginas de este sitio.

Hablamos de los canteros y bancales profundos. Se trata en concreto de las porciones de nuestro predio (se recuerda que se esta haciendo mención de huertas convencionales, en algún terreno a cielo abierto), que han sido delimitadas y trabajadas para realizar la implantación de cultivos de diversas especies que son de nuestro interés.

ubicacion de canteros
Organización del predio ubicando los canteros. En este caso laboreando uno de ellos bien sobre el nivel de los caminos

En este trabajo del suelo (laboreo) procuramos que el suelo sea descompactado y que su porosidad se vea incrementada. Así se beneficia el crecimiento de las plantas.

Pero esos canteros o bancales profundos se deben ubicar en el lugar donde sea mayor la insolación diaria, bien ubicados con relación a la pendiente del terreno y que tengan la mayor altura posible respecto a los caminos. En este último punto, más que nada para evacuar los excesos de agua y mejorar el drenaje.

Como se ha dicho, los caminos deben de estar a un nivel más bajo respecto a los canteros. Lo más “rebajados” posible y con dirección, de la mejor manera, hacia el punto más bajo del terreno para favorecer la escorrentía controlada del agua sobrante de las las lluvias y/o riegos.

Un aspecto muy importante de subdividir el predio en canteros donde se cultiva, viene dado por la necesidad fundamental de realizar rotaciones de cultivos para lograr evitar que se perpetúen en el tiempo plagas y enfermedades. Y también para lograr mejoras a nivel nutricional del propio suelo para las plantas.

organizacion de canteros para rotaciones
Un muy creativo diseño de una pequeña huerta donde los canteros se organizan para realizar las rotaciones alternando cultivos con distintas especies

Ubicación de la Compostera

Uno de los principales fundamentos para la agricultura de tipo agroecológica u orgánica, tiene que ver con el manejo de suelos y su cuidado. La producción de compost es esencial para recuperar propiedades físicas, químicas y biológicas, y lograr así tener una agricultura sustentable.

La compostera es el lugar donde se produce el compost. Y necesita de un lugar especial en nuestra huerta o huerto. Porque es determinante que no reciba la radiación solar de manera directa (que sea de forma parcial) , se necesita controlar su humedad (se debe contar con disponibilidad de agua) y debe estar accesible para su control.

compostera grande
Compostera grande en sona de poca insolacion
recolectando compost
Recolectando el compost
compostera familiar
Compostera de dimensiones familiares

De los temas compost y compostera se hablará en otras páginas de este sitio. Por lo pronto es suficiente hacer mención de estos conceptos de manera breve.

La huerta orgánica, su justificación

La huerta orgánica es una formidable herramienta para producir alimentos saludables y de manera barata, con nuestros esfiuerzos y con escasos insumos externos (más que nada de agoquímicos, con las consecuencias que esto provoca).
Con esta actividad, se logra un gran aporte a la economía y según la FAO esta modalidad de agricultura de tipo familiar es la manera más eficaz de combatir el hambre.
Pero además, la horticultura orgánica (que se basa en principios de la agroecología) es más flexible para la adaptación al cambio climático, asunto muy grave, donde la FAO viene haciendo apoyando muchas investigaciones desdde hace un tiempo a estas fechas.
Sin perder de vista que esta actividad agrícola es mucho más amigable con el medio ambiente.

La horticultura orgánica, se realiza en los cascos urbanos(es emblemático el caso de la ciudad de Ditroit en Estados Unidos de Norte América y otras importantes urbes), el la zona de la períferia de las ciudades (horticultura periurbana) y rodeando a las ciudades conformando un “cinturon” hortifrutícola. En cualquiera de los casos es posible producir alimentos saludables y diferenciados de manera clara de la producción convencional.
En los últimos tiempos, es notable la aricultura “vertical”, pasible de realizar en los balcones de edificios, como más se estila. Y también como novedosa, la horticultura en cajones. Son innovaciones muy interesantes, que se adaptan más a las posibilidades de quienes quieren realizar sus cultivos.

Si en nuestro espacio agrícola cultivamos solamente hortalizas, hablamos de una huerta. Si a esas hortalizas se le suma la producción con frutales, le llamammos, a este espacio agrcola, huerto. Y en el caso que admás se sumen animales de distinto tipó (hasta vacunos), y entonces ya hablamos que se trata de una granja, con cultivos también de plantas forrajeras para los animales y donde todo se recicla de manera más completa.
Por tanto, con lo que venimos diciendo, se puede desarrollar producción horgánica, desde unos pocos metros cuadrados hasta muchas héctareas. Es importante aclarar que una héctarea son 10.000 metros cuadrados.

Según lo dicho antes, en mi caso comencé a realizar agricultura en un “macetón” de unos dos metros cuadrados. Luego desarrolle mi huerta de 200 metros cuadrados, después de 500. para luego asesorar a productores de hasta 50 héctaras de manera orgánica, o por lo menos con producción del tipo “integrada”. Pero siempre con principios de agroecología bien definidos. No se trats de hacer una “suma” de plantas.
Pudiendo ver en todos los casos de que la producción orgánica es flexible para los objetivos que tenga cada cual o cuales la practiquen. Desde el autoconsumo hasta la producción para comercialización. Hablamos de huerta y granja.
En este sitio no dedicaremos en un principio a la actividad huerta orgánica. Pasaremos en un futiuro a considerar a la granja.

Nunca debemos de perder de vista, que en el caso de producir nuestro alimentos e la huerta orgánica, que si el caso es que tenemos un sobrante de alimentos que no consumiremos, hay una población urbana numerosa que esta interesada en el consumo de nuestros productos. Y bienvenidos aquellos que producen hortlizas par comercializar directamente, creando sus redes de comercialización sin intermediación vendiendo directamente al consumidor.

 

Huerta y Plantas de Jardinería.

Si. Claro. Por que unos de los fundamentos escenciales (junto con el suelo y las propias actividades hortícolas) es la mayor biodiversidad posible de especies…..”tomado en cuenta como es un bosque con amplia gama de especies en el mismo”. Pues la propia naturaleza nos muestra de que en la gran variedad de distintas especies es más dificíl de que prosperen las plagas y enfermedades. Tan habituales en la producción comercial clásica de estos tiempos, con monocultivos muy dependientes de agroquímicos.

Con la presencia de flores en nuestra huerta, aseguramos que los enemigos naturales de las plagas (insectos, acaros, trips, etc.) sean atraidos y tengan un lugar en donde puedan cumplir con sus ciclos vitales y sean parte de nuestro agroecosistema.
Intercalamos nuestros cultivos de hortalizas con estas plantas florales, que ya iremos viendo. Se debe tener en cuenta cada lugar con su clima y sius suelos.

Se debe de aclarar, que actualmente, lo que predominan son los mnocultivos en la producción de alimentos. Y esto hace la agricultura más complicada, por que constantemente se deben de crear y evaluar nuevos pesticidas y otras sustacias para controlar aspectos sanitarios ue ponen en riesgo las cosechas. Y también de buscar nuevas variedades de híbridos y/o trasgénicos. Esta es la agricultura “industrial” de la llamada “Revolución Verede”.

Pero actualmente, con todos los efectos “colaterales” de la agricultura de la “Revolución Verde” es notorio de que se debe de desarrollar más esta modalidad de agricultura (y aplicarla hasta de manera inprescindible) que estaremos presentando en este sitio y con lo que podamos hacer de trabjos concretos con nuestras huertas,.
Y la agroecología tiene mucho que decir al respecto y para desarrollar muy buenas innovaciones.

Es muy común en Europa, realizar la huerta junto con el jardín. Y más aún construyendo canteros con plantas florales en la propia huerta intercalando con las plantas de hortalizas y también se da (lo mejor) la propia integración de las florales con las plantas comestibles.

Esta es una tradición que de nuestros abuelos y padres, que ahora se ha perdido. La idea es muy acertada, pues este incremento de biodiversidad (junto con otros factores, como uso de suelos) permitia realizar agricultura sin usar agroquímicos y se obtenian buenos rendimientos y de calidad en muchos aspectos, como no se ve ahora.
Ahora con los aportes de la agroecología estamos en condiciones de mejorar lo que se hacía en tiempos pasados.

 

Por supuesto que el uso de plantas florales es notable en los aspectos estéticos, la propia jardinería podría conjugarse con la horticultura…….”jardines comestibles”.

 

Plantas Aromáticas en Nuestra Huerta

En el aumento de la biodiversidad de nuesrtras huertas, como hemos mencionado, son muy importantes las plantas aromáticas. Debido a ese efecto de atraer insectos beneficos y repeler a los que son plagas.Evitamos aplicar pesticias que hasta dañan y matan abejas y las alejan de nuestro huerto y no tendremos su aporte fundamental en la polinización de muchas especies , por sobre todo en la producción de frutas (zapallo, zapallito, frutillas, etc) y semillas (para ser autosuficientes en este aspecto).
El incremento de biodiversidd, también disminuye la incidencia de enfermedades de distinto tipo. La diferencia con la producción común de hortalizas es enorme.