Newsletter

Cultivo de la papa (II)

Introducción

Es un gusto estar nuevamente en contacto con ustedes en esta segunda parte del cultivo de Papa.

En la primera parte de las publicaciones de este cultivo se habló de sus características, en cuanto a la papa semilla, a los calendarios de siembra, a los almácigos , a las propiedades nutricionales, al curado de papas cortadas para semillas y otros temas.

Se recomienda ver la página de la parte I del cultivo de la papa:

https://lahuertaorganica.com/huerta/cultivo-de-la-papa/

A continuación, en esta segunda parte, se trabajarán aspectos fundamentales como la densidad de siembra, el laboreo del suelo y formación de camellos, la cantidad de semilla y la profundidad de siembra.

 

Preparación del Suelo y su laboreo

En cuanto a los suelos anteriormente se mencionó la importancia de cultivar la papa en los profundos y con buena cantidad de materia orgánica,presentando los mismos color oscuro . El drenaje es fundamental porque se deben evitar los excesos de agua que se pueden presentar..

Sin embargo, también se puede cultivar en suelos pesados con alto contenido de arcilla, siempre y cuando tengan buenas cantidades de materia orgánica y se presenten bien estructurados para el buen desarrollo Tira papa, con buen drenaje.

Una buena profundidad de los suelos es de 35 a 40 centímetros, que se puede lograr con un laboreo profundo de los mismos.

A los efectos de lograr una buena cantidad de tierra, cubriendo a las papas semilla, se hacen los camellones como en el caso del boniato.Los camellones se presentan de forma gráfica a continuación en el siguiente dibujo:

En este dibujo se puede observar la preparación de los camellones para plantar a las papas semilla. Es fundamental darle un buen ancho en la base y arriba de manera tal que la papa no tome colores verdosos en su producción y además que no sea atacada por diferentes enfermedades.

 

Para lo antes dicho es muy muy importante el laboreo de los suelos y por tal motivo se recomienda ver Los siguientes vídeos vinculados con el laboreo de los mismos:

Lista de vídeos, Suelos y sustratos

 

 

También se recomienda ver Trabajando con los Suelos:
Se puede ver también la siguente página del sitio web: https://lahuertaorganica.com/suelo/trabajando-con-los-suelos/

 

Los camellones se hacen una vez finalizada la tarea de laboreo secundario y se realizan con la azada y el rastrillo para formarlos a los mismos. Recordar la importancia de que quede suelto y descompactado este suelo suelto . Y qué se debe lograr una muy buena profundidad en el laboreo primario . Se logra de esta manera un buen desarrollo y sanidad de las papas producidas. .

 

Densidad de siembra

Es muy importante tener cuidado con la cantidad de tallos por metro cuadrado. Recordar que un metro cuadrado es un cuadrado de 1 m de lado,o sea 25 baldosas de 20 cm de lado cada una.
En cultivos comerciales, con uso de agroquímicos, lo habitual son más 15 tallos por metro cuadrado . Pero en el caso de nuestra agricultura de carácter agroecológico lo mejor es sacrificar rendimiento para asegurar la producción. Por tanto se recomienda no poner más de 6 a 8 tallos por metro cuadrado. Y esto es aproximadamente 4 trozos de papas o papines con 2 brotes.

Trozos de papas con los cortes cubiertos con cenizas, prontas para plantar. Ver el tamaño de los brotes de cada “ojo”.

Lo fundamental es controlar la densidad para evitar la alta incidencia de enfermedades que pueden dar una alta cantidad de tallos por metro cuadrado, donde la única forma de controlarlas es mediante el uso de fungicidas contra hongos y otros productos para otros problemas. Con alta cantidad de tallos por metro cuadrado se genera un microclima especial, humedo y con poca luz, donde las enfermedades pueden ocurrir dadas las condiciones ideales para los patógenos.. Además el contagio es mucho más rápido con alta cantidad de tallos..

Se recomienda ver qué siguiente vídeo donde se muestran semillas de papa, en este caso como trozos de cortes hechos a papá grandes.Y además curados con cenizas, donde se podrá apreciar muy bien a los brotes que están saliendo.Y se puede ver también raíces que están formándose en esos brotes que serán los tallos..

Se debe tener cuidado en observar qué en las fechas actuales, de principios de octubre son un tanto tardías para este cultivo en condiciones del clima templado porque el calendario indica que se siembra desde mediados de agosto a mediados de septiembre. En este caso, quien redacta, dejó pasar la fechas para poder apreciar la brotación.

Se sugiere ver el siguiente video:

No perder de vista qué es una solanácea y qué le puede transferir o contagiar enfermedades a otras plantas emparentadas cómo el tomate, la berenjena y otros. Por tanto, en los policultivos se debe mantener alejada a esta planta de otras de su familia.

 

Profundidad de siembra

La profundidad de siembra varía con la época de siembra, difiriendo la primavera del verano.
En primavera, al estar más fríos los suelos, conviene plantar más superficialmente. Entre 5 a 10 centímetros para evitar pudriciones debido a un lento crecimiento por presentarse frío en el suelo.

En verano hay más altas temperaturas, y se secan más rápidamente los suelos y entonces conviene plantar a unos 15 centímetros de profundidad las semillas de papa.

Por lo dicho antes, es evidente la importancia de formar camellones para el cultivo.

 

Cantidad de semilla

En cuanto a la cantidad de papa semilla se hará referencia a cuántos gramos por metro cuadrado son necesarios. Sí insiste en plantar pocos tallos por metro cuadrado para evitar problemas sanitarios y así tener una cosecha satisfactoria .

Es muy importante que se vea el diagrama de los camellones nuevamente y así distribuir la cantidad de trozos de papa o papa semilla para sembrar la cantidad que se propone.

Se recomienda no plantar más de 200 gramos por metro cuadrado, esto es unos 6 trozos o papines de semilla en esos camellones. Pero cuidado de no tener más de 6 a 8 tallos por metro cuadrado.

 

(Nuevamente gracias y pronto se entregará la tercera parte)

Cultivo de la papa (I)

Introducción.

La Papa es una hortaliza que pertenece a la familia De las solanáceas. Y su especie tiene por nombre Solano tuberosum. O sea que es una planta de la misma familia del tomate, la berenjena y otras especies.

Es un cultivo que en las condiciones de clima templado se puede sembrar en la primavera y en el verano.

La parte a cosechar es un tallo modificado, reservante, llamado tubérculo. Es un producto que se destaca por su alto contenido de almidón.

 

 

Calendarios de siembra.

La siembra se puede efectuar tanto primavera como en verano, para condiciones de clima templado. Se aconseja ver sus calendarios de siembras y de cosecha:
https://lahuertaorganica.com/huerta/calendarios-de-siembra-para-el-hemisferio-sur/#datos

 

Necesidades que del suelo y actividades y de laboreo para este cultivo.

Para este cultivo, los suelos deben ser livianos o sea que con tendencia a ser arenoso. Y la profundidad de los mismos debe ser de 35 a 40 Centímetros. Se sugiere ver La siguiente página para tipos de suelos:
https://lahuertaorganica.com/suelo/tipos-de-suelo/

Sin embargo, se pueden emplear suelos pesados, pero con no muy alto contenido de arcillas. La condición de ser pesados se puede solucionar con un muy buen aporte de Materia Orgánica de nuestras composteras. Se sugiere ver la siguiente página que habla del compostaje:
https://lahuertaorganica.com/suelo/que-es-el-compostaje-y-como-se-hace-el-compost/

En cuanto al tipo de laboreo del suelo, se sugiere que sea Profundo. Con el laboreo convencional es posible, pero a condición de que luego se aporten grandes cantidades Materia Orgánica. O bien se puede realizar el laboreo del tipo cama alta. Se sugiere ver la siguiente página de “trabajando con los Suelos”:
https://lahuertaorganica.com/suelo/trabajando-con-los-suelos/

Es fundamental el laboreo en profundidad de los suelos para obtener una buena cosecha de papas porque las mismas se desarrollan en la profundidad del mismo. Y también Se debe recalcar que el suelo debe quedar bien descompactado.

 

La semilla de la Papa.

Normalmente se le llama semilla o “papas semilla” a pequeñas papas que se obtienen de la cosecha del ciclo anterior en nuestra huerta o pequeñas papas qué se adquieren en los comercios.

Papa mostrando “ojos” con brotes notorios.
Se la puede usar como papa semilla y si es muy grande, se corta en pedazos de 40 a 100 gramos.

 

Estas pequeñas papas son de aproximadamente 40 a unos 100 gramos qué tienen la cantidad suficiente de reservas para sostener el crecimiento de los brotes que darán los tallos del cultivo. Está pequeña papas También se llaman “papines”.

Debemos asegurarnos de que estos papines tengan una buena cantidad de brotes en los ojos. Los ojos son Pequeñas hendiduras donde están los brotes.

Se debe ser muy cuidadoso Con las papas Qué se van a elegir como semilla. En este aspecto no solamente importa el tamaño ya que es fundamental que estas papas no presenten enfermedades. Y esto se puede notar por coloraciones fuera de lo normal, con aspecto humedo y qué La zona se presenta una consistencia blanda. Es de rigor qué cultivo comience bien Para una buena Cosecha.

Para poder entender más a qué nos referimos al papá semilla y respecto a los ojos y los brotes, se sugiere ver los siguientes vídeos:

 

 

Almacenamiento de la papa semilla.

Sí la papa semilla es producida por nosotros, al realizar la selección en las cosechas de otoño o de verano, los papines que se usarán como semilla en el siguiente ciclo, es muy importante almacenarlos de manera adecuada para cultivarlos. Para eso ver los calendarios de siembra antes mencionados.

Se seleccionan estos papines si el agricultor desea producir su propia semilla. Esto puede ser así mientras que la papa no presente problemas de enfermedades.

Pero se pueden obtener papas que se compran para consumo y se seleccionan aquellas que se destaquen respecto a otras por los botes en los ojos de manera significativa. Estás papas comerciales que se seleccionan deben cumplir las condiciones que mencionamos antes en cuanto a no presentar posibles enfermedades y por supuesto se deben cortar en trozos de 40 a 100 gramos si son demasiado grandes, como antes se mencionó.

Una vez que las papas están con “ojos” presentan brotes que comienzan a crecer (por salir de la dormancia), se colocan en lugar a media luz a temperatura ambiente.

Este almacenamiento Debe ser en lugar fresco y seco para que estás papas levanten la dormición de manera completa (esta especie presenta la dormición para poder crecer y desarrollarse cuando las condiciones climáticas sean favorables).

 

El corte de la papa demasiado grande para obtener semillas. Y su curado.

No siempre es posible tener papines como los mencionados en cuanto a su tamaño. Y por tanto se emplean papas comunes y corrientes. Pero que estén en buen estado sanitario no presentando manchas. Y qué Presenten ojos con brotes qué puedan efectivamente cultivarse.

Papa para semilla con buenos brotes, pronta para cultivar.

 

En estos casos papas demasiado grandes, se pueden cortar a los efectos de hacer rendir las papas Y además Para que no se tengan una gran cantidad de tallos y así evitar la competencia entre ellos (lo cual originaría producción de papas muy pequeñas) y además así poder controlar mejor La aparición de enfermedades y plagas.
Ver es siguiente vídeo al respecto:

 

Para evitar los inconvenientes de las enfermedades, las zonas de corte se deben curar. Ha demostrado para este objetivo ser muy efectivo el uso de cenizas (el polvo de las cenizas), cubriendo con las mismas a la zona cortada. Y así facilitar la cicatrización de esta zona. Y esto se logra dejando en reposo de 2 a 3 días a esas papas en lugar en lugar a media sombra, qué tienen los cortes cubiertos con estas cenizas. Para posteriormente si poder plantar.

Papa para semilla curada. Se cubren con cenizas las zonas de corte para evitar las pudriciones una vez que se planta. Obsérvense los brotes de los ojos.

 

Ver la segunda parte de este artículo

Justificación para los calendarios de siembra, trasplante y cosecha de hortalizas

Introducción

Cómo en muchas cosas relacionadas a la biología, existe un tiempo para todo. Y esto corresponde perfectamente con nuestras hortalizas. Y màs que nada donde se dan los climas con alternancia de estaciones a lo largo del año.

Esta alternancia de estaciones en el año, màs que nada en los climas templados, tiene asociada para cada momento en el tiempo condiciones de temperatura, humedad, cantidad de horas de luz en el día (fotoperíodo) que son específicas y que inciden de manera notable en nuestros cultivos y que resultan ser determinantes para el éxito de nuestro trabajo o no. Se tiene así que en el ciclo de Primavera-Verano se cultivan especies de origen tropical y la temporada de frío puede ser muy perjudicial para estos cultivos.

En este trabajo, se presenta un calendario de siembra de hortalizas, otro de calendario de trasplante de hortalizas y otro de de cosechas de hortalizas. Se pretende que sean una guía para quienes realizan agricultura por primera vez y para aquellos que ya la hacen (pero que algo vienen haciendo mal que lleva a que algunos de sus cultivos no tengan un buen desempeño).

Los Calendarios de Siembra

Se deben de tener muy en cuenta en la siembra de hortalizas y verduras de que se deben respetar condiciones de temperatura, humedad e insolación diaria (entre otras variables) para instalar de manera exitosa nuestras especies vegetales.

Y es por eso, que se hace necesario contar con un buen calendario de siembra de hortalizas, que nos asegure estar haciendo bien las cosas al cultivar. Hay un tiempo de siembra y otro de cosecha.

Por tales motivos, se hace énfasis que este es un calendario de siembra hemisferio sur, Es importante tener en cuenta las estaciones según el mes del año en esta ubicación. Este calendario no aplica para el Hemisferio Norte. Y es por tanto que cómo sembrar hortalizas queda muy definido, con las salvedades que se pueden dar debido al cambio climático.

 

 

La época de siembra de hortalizas resulta determinante por varios motivos:

  • Si las fechas para sembrar No son respetadas, nuestros cultivos se ven sometidos a estrés ambiental que repercute en un bajo o nulo rendimiento, porque no ocurren las condiciones ambientales que son naturales para su desarrollo (fenología).
  • Porque el calendario de huerta, en cuanto a las actividades a realizar en la mismas, son en función de las especies vegetales que se desarrollan en su temporada (por ejemplo: laboreo de suelo, desmalezado, control de plagas y enfermedades, etc.).
  • Considerando al calendario para plantar, al comprar semillas que son originarias del Hemisferio Norte (de Holanda, Francia, Japón y otros países) se debe de contemplar esta situación. Pues en caso contrario, estaríamos haciendo las cosas muy mal por no considerar las épocas de siembra de hortalizas y verduras apropiadas, por no considerar el origen de esas semillas.
  • La fecha de siembra, define claramente el menor daño que pueden ocasionar las plagas y enfermedades. se puede “jugar” un poco con las mismas, como por ejemplo para disminuir el ataque de pulgones en el cultivo de la papa. Son muchos los ejemplos en este último aspecto.

La huerta familiar no se puede concebir sin el calendario de siembra. Más en el caso que aquí se esta tratando en relación de que nos referimos a cultivos a “cielo abierto”, de que los cultivos no serán en invernadero y que serán al aire libre. Y cada momento del año tiene sus cultivos más específicos.huerta familiar calendario de siembra.

De lo que se viene mencionando anteriormente, un claro ejemplo es cuando no se respeta la época para plantar tomates, dado que de no ser contemplada, al cultivarlos fuera de un invernadero, se pueden presentar diversos problemas que afectan su calidad y rendimiento de manera notable. El tomate es una planta de origen tropical a subtropical y en clima templado se debe respetar de plantar en el ciclo Primavera-Verano. Hasta el punto que el cultivo puede ser un verdadero fracaso. Pero las cosas son bastante diferentes si el agricultor cuenta con un invernadero.

Los calendarios de siembra en huerta son determinantes en el éxito de los los cultivos al ser una guía para quien cultiva

Conceptos muy importantes.

Para poder hacer buen uso de la información de este calendario deberá tener presentes ciertos conceptos básicos que son fundamentales y recomienda leerlos.

Es así, que resulta muy importante saber cómo se siembran las hortalizas. Porque no siempre es directamente en un lugar definitivo como veremos a continuación. De tal manera que se debe tener en cuenta ciertas actividades de como sembrar en la instalación de los cultivos (dependiendo de qué especie se trate): la propia siembra, el trasplante y la cosecha. Y estas actividades tienen un tiempo bien definido a lo largo del año y que expresara en el cuadro de siembra que presentaremos.

Los conceptos que se desarrollarán a continuación muestran cómo cultivar hortalizas de una manera bastante clara en las principales actividades de manejo de un cultivo. Será importante estos conceptos con sus actividades para interpretar en cuadro que se presentará en esta publicación.

Siembra

Es la actividad de cubrir con tierra a las semillas para que la misma germine y dé paso a la plántula original de los futuros vegetales de nuestro cultivo. Y las semillas se ubican, unas respecto de otras, a una distancia determinada según un marco de siembra o según cierta cantidad por metro cuadrado de las mismas. Se pueden definir como tipos de siembra:

  • La siembra directa en lugar definitivo, se debe preparar la cama de siembra, tal como lo vimos en el artículo de laboreo de suelos
  • O puede ser de siembra en almácigos, en que las plantas no están ubicadas en su lugar definitivo. Y que posteriormente se transportarán a un lugar final.

 

Cultivo de acelgas instalado en un lugar definitivo. El momento de siembra es el correcto, aunque con algunos cuidados como se puede apreciar en la foto, con la cobertura de pasto seco a forma de mulch para evitar la erosión que pueden ocasionar las fuertes lluvias y posterior pérdida del cultivo.

 

Un cultivo en almácigo de lechugas sembrado de manera protegida debido al frío del invierno. Se cultivan de esta manera para tener asegurado el suministro de producto en todo el año: sembrando de manera protegida y luego se trasplantan (o no) al al aire libre de forma escalonada, cada 15 días. En este caso la siembra fue en almacigueras con un sustrato compuesto por tierra, compost y arena.

 

Sembrar en Almácigos

En el caso de los almácigos, se les debe proporcionar cuidados especiales a esas semillas para que puedan germinar y para que las plántulas no se vean expuestas a condiciones adversas (como se frío por ejemplo) y se siembran en lo que se llaman almacigueras y se colocan en viveros (que puede ser un invernadero). Luego a estas plantas con mayor desarrollo y cuando las condiciones son óptimas en el ambiente, se las trasplanta al lugar definitivo.

En el caso de realizar almácigos, se debe de preparar un buen sustrato para el óptimo desarrollo de las plántulas de las semillas. El tema sustratos lo vimos en un artículo anterior. Y las condiciones ambientales de varios factores deben de cuidarse para obtener los mejores resultados.

El cultivo en almácigos nos permite sembrar cuando las condiciones ambientales no son las apropiadas para el crecimiento según el ambiente en ese momento y por tanto adelantar la instalación del cultivo en el lugar definitivo, dado que el tiempo calendario puede ser corto para una especie de otro lugar climático. Sucede esto por ejemplo con el pimiento o morrón originario de zonas tropicales a subtropicales que se cultiva en zonas de clima templado y que en vez de cultivarlo a cielo abierto en octubre, se hace en agosto de manera protegida en un microtunel o invernadero y es mayor el ciclo de desarrollo y por tanto será mayor la producción y la calidad de la misma.

 

Almácigo sin usar almacigueras pero protegido con polietileno de un microtunel para evitar las adversidades de la temporada invernal. El microtunel se construye de polietileno especial para acumular calor y evitar los daños por heladas y optimizar el crecimiento con temperaturas adecuadas.

 

Siembra de cebollas en almácigos. Esta vez en almacigueras y también protegidos los plantines en un invernadero, con el fin de lograr las mejores condiciones de desarrollo de las plantas. En el almácigo se emplea un sustrato especial, también de arena, tierra y compost en partes iguales.

 

Trasplante

El trasplante es una actividad típica para aquellas especies vegetales que han sido cultivadas en lugares que no son los definitivos para su cultivo dentro del predio. Es la actividad de colocar a las plántulas de los almácigos en el lugar donde culminará su ciclo y se obtendrá de ellas la cosecha.

En este caso, se debe ser muy cuidadoso para esta operación para no dañar a los plantines, más que nada a sus raíces y para no someter a estrés a las mismas. No cuidar estos aspectos, puede conducir a fracaso al cultivo que se ha planteado el agricultor.

 

Luego de bien laboreado el suelo (puede apreciarse en un artículo anterior), se puede proceder a trasplantar. Aquí se vale esta persona de un palo que oficia de plantador (para abrir el orificio donde introducir a la planta hasta el cuello de la misma para cubrir sus raíces.

 

Se introduce la planta en el orificio anteriormente mencionado, de manera que todas las raíces se puedan tapar con el suelo.

 

Finalmente el plantín (de lechuga en este caso) que instalado en el lugar definitivo y se presiona con cierta firmeza los costados del mismo.

 

Cosecha

Esta actividad es la más gratificante para el agricultor junto con la siembra. Se trata de levantar del cultivo lo que nos interesa de sus plantas: frutos, hojas, inflorescencias, etc.

Existe para esta operación también momentos o fechas que son los más apropiados. Y por eso la importancia de contar con calendario de siembra y cosecha, además del clásico calendario de siembra. Porque según el momento de la siembra, se dará el momento de la cosecha de manera determinante.

 

El momento más esperado: la cosecha. La misma es posible si, para comenzar el cultivo se han hecho las cosas bien, escogiendo el mejor momento de siembra para el cultivo. La cosecha también esta asociada con un calendario de siembra relacionado con el momento de la misma y las etapas que se cumplen en el propio desarrollo de las plantas. El factor cronológico es determinante por todas las variables del ambiente implicadas.

Tabla de Siembra, Trasplante y Cosecha

La tabla de siembra que se presentará a continuación , resume todo lo dicho antes, en cuanto al momentos de siembra, trasplante y cosecha. De manera que se puedan hacer las cosas de manera correcta.

El momento en que se presenta esta tabla con el tiempo de siembra, en estas fechas de agosto-septiembre es el momento en que comienza el ciclo Primavera-Verano de hortalizas, el más importante del Hemisferio Sur y por ejemplo se podrá observar que se puede sembrar en agosto, que se puede sembrar en septiembre.

Por lo mencionado antes, este calendario de siembra que se presenta a continuación, agrupa a las especies a cultivar en dos grandes grupos según el ciclo del año: El grupo de hortalizas del Ciclo Otoño-Invierno y las del Ciclo Primavera-Verano. Esta división, además de la presentada mes a mes, es para ser cuidadosos en el momento más adecuado para cultivar y así asegurarse de que las condiciones climáticas son las más apropiadas para el cultivo.

En este calendario también se destacan los calendarios de cosecha y los calendarios de trasplante (si la especie lo requiere), como se ha mencionado antes.

 

Como Conclusiones

Es claro de que cada cultivo tiene su momento en el año para sembrarse, eventualmente trasplantarse y para obtener la cosecha. Respetar esos momentos es fundamental en los cultivos a “cielo abierto”, sin protección, debido a la incidencia de las condiciones ambientales. Que por no respetar estos momentos, y más que nada de siembra, nuestra actividad agrícola puede resultar muy frustrante.

Por otro lado, se puede apreciar que no es conveniente contar solamente con un calendario de su siembra. Es importante también contar con un calendario de trasplante (si corresponde) y otro de cosecha. Esto le permite al agricultor planificar su producción a lo largo del año y de manera óptima según las condiciones ambientales de los cultivos a “cielo abierto”.

Es fundamental tener claro cómo plantar. Para eso se han considerado los conceptos siembra (directa o en almácigo), trasplante y cosecha.

Calendarios de siembra, trasplante y cosecha para el hemisferio sur, zona templada

calendario de siembra

Cómo usar este Calendario y consideraciones importantes

En este calendario se reúne información de fechas de siembra, trasplante y cosecha con la manera de planificar bien las tareas y aprovechar de la manera más eficiente las fechas de los lugares con clima templado, donde pueden darse especies de climas fríos y tropicales.  No tener en cuentas las fechas puede llevar a un rotundo fracaso.

Pero hay otros aspectos muy importantes a considerar:

  • Tener cuidado con la semilla importada de un hemisferio contrario respecto donde será sembrada. Por ejemplo, por estos lugares, muchos agricultores iniciales, tienen grandes confusiones porque las semillas son del Hemisferio Norte y el agricultor no adapta bien las fechas para el Sur.
  • Se presenta un calendario de siembra, trasplante y cosecha que se clasifica en dos grandes grupos: para especies de Primavera_Verano y para especies de Otoño_Invierno. hay muchas especies que se cultivan en en los dos. Pero hay por ejemplo lechugas para cultivar en Otoño y otras variedades para primavera. De no respetar esto, los cultivos no prosperarán. Lo mismo ocurre con por ejemplo: la acelga, la zanahoria, el puerro y otras. Se debe ser muy cuidadoso.
  • Como se podrá observar, el calendario de siembra puede ser muy amplio. Pero eso implica que dentro de cada especie, existen diferentes variedades que permiten tener más chances para sembrar.
  • Si se atiende bien este calendario, se podrán tener buena continuidad de cosechas de manera escalonada, dentro de lo que el clima permite en las zonas templadas.

 

[php_everywhere]

 

 

Como Conclusiones

Es claro de que cada cultivo tiene su momento en el año para sembrarse, eventualmente trasplantarse y para obtener la cosecha. Respetar esos momentos es fundamental en los cultivos a “cielo abierto”, sin protección, debido a la incidencia de las condiciones ambientales. Que por no respetar estos momentos, y más que nada de siembra, nuestra actividad agrícola puede resultar muy frustrante.

Por otro lado, se puede apreciar que no es conveniente contar solamente con un calendario de su siembra. Es importante también contar con un calendario de trasplante (si corresponde) y otro de cosecha. Esto le permite al agricultor planificar su producción a lo largo del año y de manera óptima según las condiciones ambientales de los cultivos a “cielo abierto”.

Es fundamental tener claro cómo plantar. Para eso se han considerado los conceptos siembra (directa o en almácigo), trasplante y cosecha.